Ecuador hace esfuerzos para reactivar diálogo entre Eln y el Gobierno

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, aseguró este jueves que su país está "esfuerzos" para reactivar la mesa de negociación entre el gobierno colombiano y la guerrilla del Eln.

"Estamos haciendo todos los esfuerzos diplomáticos para que las dos partes vuelvan a sentarse en la mesa para que se retomen los diálogos de paz", declaró a los medios la ministra tras un encuentro de rendición de cuentas junto a responsables de otras carteras. (Lea también: UE pide "rápida reanudación" de los diálogos con el Eln)

Espinosa fue consultada por el quinto ciclo de negociaciones entre ambas partes, que debió iniciarse en enero y quedó en espera después de que el presidente  Juan Manuel Santos, suspendiera el retorno de su delegación tras varios atentados atribuidos a esa guerrilla.

La jefa de la diplomacia ecuatoriana aseguró que "hay una decisión política del presidente Santos", y que la reanudación del diálogo, del que Quito es anfitrión desde febrero de 2017, ha sido "unos de los temas que han discutido nuestros presidentes en el gabinete binacional de Pereira" (Colombia), celebrado la semana pasada.
Además: Países garantes del proceso de paz con el Eln pidieron a las partes reiniciar los diálogos

"Esperamos que las condiciones se den, sean favorables y que podamos reiniciar el quinto ciclo de conversaciones aquí en el Ecuador como sede permanente", concluyó.  (Lea aquí: ELN inicia paro armado con al menos dos atentados)

 

 

Precisamente el Eln publicó este jueves un comunicado en el que señala que la delegación de diálogos de la guerrilla que está en Quito mantiene las reuniones y los contáctos en favor del reinicio de las conversaciones y sostuvo que la propuesta a partir del 10 de enero es que "sin requisitos previos, se inicie el V ciclo, con el fin de pactar un nuevo cese al fuego bilateral, que supere las falencias del anterior, y acordar el diseño para dar inicio a la participación de la sociedad".

 

últimas noticias

Ruta de protección a líderes sociales