Que el Gobierno no nos ponga de malos de la película: Eln

Pablo Beltrán, jefe negociador de este grupo guerrillero, aseguró que no tenían ningún compromiso de liberar a Odín Sánchez antes de formalizar los diálogos, pero que lo entregarán porque "no son ningunos faltones"

El país y el mundo se quedaron el jueves esperando el inicio formal de los diálogos entre el Gobierno y el Eln. La condición, según se había planteado por parte del Gobierno, era la liberación del excongresista Odín Sánchez, sin embargo, el jefe negociador del Eln, Pablo Beltrán, negó esto y afirmó que si no se pudo instalar la mesa fue por culpa del Gobierno. (Lea: Odín Sánchez, el inamovible de Santos para la negociación con el Eln)

En diálogo con Blu Radio, más preocupado por el frío que estaba haciendo en Quito (Ecuador), afirmó que es una vergüenza que cancilleres de otros países se hubieran quedado esperando y criticó al jefe negociador Juan Camilo Restrepo, de quien señaló que “el señor nuevo, como buen novato, no sabía lo que se venía negociando, empezó a hacer exigencias que no estaban contempladas, él debe escuchar más al equipo que tiene para que no se ponga a decir lo que no sabe”. (Lea: Santos aplaza instalación de la mesa de diálogo con ELN)

Con una risa irónica, Beltrán aseguró que van a liberal a Odín Sánchez y ellos “no son ningunos faltones”. Incluso explicó que la liberación está en proceso, pero que se iba a dar mientras la primera ronda de negociación. (Lea: Dos muertos y camiones incinerados deja ataque atribuido al ELN en Arauca)

Además se refirió a los hechos ocurridos en la noche del jueves en los que hombres, presuntamente del Eln, incineraron dos camiones, y asesinaron a dos personas. Nuevamente con sonrisa irónica, no aceptó la responsabilidad y, por el contrario dijo que “desde que mataron a Gaitán este pueblo está sufriendo mucho, acá los muertos los está poniendo el pueblo. De todos los hechos de la guerrilla una vez se sepa le puedo informar”

Sin responder, pasó de cuestionado a crítico, y dijo que “tenemos muy poquitos secuestrados. Usted sabe cuántos líderes matan cada semana, y nunca aparecen y a esos nadie los llora. Los dolores de todos los colombianos son iguales”. Incluso defendió el secuestro como mecanismo de financiación del Eln y dijo que solo retienen a los más corruptos, a los más ligados al paramilitarismo, a los que se roban el erario público.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los nuevos conflictos en el posconflicto

The Guardian exalta la labor de Colombia2020