“El gobierno reitera su voluntad de reactivar el cese al fuego”: Gustavo Bell

El jefe negociador del Ejecutivo en los diálogos con el Eln explicó que no se llegó a un acuerdo para prorrogar el cese bilateral por falta de interés de la guerrilla. Sin embargo, fue enfático en que persistirán en la búsqueda del fin del conflicto armado.

Presidencia

Gustavo Bell, el recién nombrado jefe negociador del gobierno en los diálogos con el Eln, dio conocer las conclusiones del encuentro privado que sostuvo con el presidente Santos para definir el rumbo de la mesa de diálogos luego de que se venciera el plazo del cese bilateral y la insurgencia lanzará una andanada ofensiva que inlcuyó ataques a la infraestructura petrolera y a la Fuerza Pública.

Desde la Casa de Nariño, Bell anunció que la mesa de Quito se mantendrá en funcionamiento en busca de pactar un nuevo cese bilateral del fuego y un acuerdo de fin del conflicto. Eso sí, fue enfático en criticar la actitud que ha tenido la insurgencia al negarse a prórrogar el cese y reactivar sus acciones ofensivas.  “Deploramos que, a pesar del clamor de la comunidad nacional e internacional y nuestra disposición expresa por mantener y prorrogar el cese al fuego, el Eln haya optado por reanudar sus acciones ofensivas en la madrugada de ayer contra la comunidad, las fuerzas armadas, y la infraestructura del país”, expresó el exembajador.

(Lea aquí: Países garantes del proceso de paz con el Eln pidieron a las partes reiniciar los diálogos).

Bell lamentó los recientes atentados, tanto a los oleoductos en Casanare y Arauca,  como a la Fuerza Pública. Actos que le costaron la vida al soldado Luis Guillermo Ascencio Alape en Arauquita, y dejaron heridos a dos infantes de Marina. A pesar de esta situación, y respondiendo a las peticiones que han hecho la Iglesia Católica, la Misión de la ONU en Colombia y distintos sectores sociales, Bell sostuvo que se mantendrán en el proceso de paz para que se reactive el cese al fuego bilateral.

De igual forma, Bell sostuvo que la intención de reanudar el cese no significa que el Ejército no esté listo para responder a las amenazas contra la población y la Fuerza Pública. “Como lo señaló el señor presidente de la República ayer, las Fuerzas Armadas seguirán actuando para proteger la vida y honra de los colombianos, como ordena la constitución nacional. El gobierno reitera una vez más su voluntad de llegar a un acuerdo para terminar el conflicto armado con el Eln”, puntualizó Bell.

(También: La primera tormenta en la mesa de paz de Quito en 2018).

El exembajador de Colombia en Cuba detalló que por ahora no regresará a Quito pues permanecerá en Colombia hasta el sábado, día en el que llegará al país Antonio Gutérres, secretario general de Naciones Unidas, quien se reunirá con el jefe de Estado colombiano.  “El presidente me ha pedido que asista a esta reunión para continuar evaluando el proceso. Permaneceré en Bogotá en espera de las instrucciones que reciba del señor presidente al término de la reunión con el secretario general de la ONU”, dijo.

A la reunión de Santos y Bell, también asistieron Angélica Rettberg, Alberto Fergusson y José Noé Ríos, miembros  del equipo negociador del gobierno con el Eln. El resto de la delegación permanece en Ecuador trabajando sobre los temas de la agenda de negociación pactado con esta guerrilla. 

La situación se produjo luego de que el presidente Juan Manuel Santos convocará a una consulta de urgencia al jefe negociador en Bogotá. Lo que obligó a que Bell abandonará la mesa de diálogos en su primer día del quinto ciclo de conversaciones, y cuando llevaba tan sólo unas horas en territorio ecuatoriano.

La crisis en el proceso de paz con la última guerrilla del continente estalló este miércoles, día en que se cumplió el plazo del cese bilateral del fuego que se prolongó por 101 días y que buscaba ofrecer un alivio humanitario para las comunidades que viven en el epicentro de la guerra en la temporada decembrina.

Las partes buscaron prorrogar el acuerdo de cese al fuego bilateral. La comunidad internacional hizo un llamado para que se concertará un nuevo periodo de relativa calma, y hasta circuló una carta con cientos de firmas pidiéndole a las partes mantener el esfuerzo de silenciar los fusiles. Pero nada consiguió que se pusieran de acuerdo.

Por su parte, la delegación de paz del Eln pidió al Ejecutivo reconsiderar el retiro del jefe negociador de la mesa de Quito, y dijo estár dispuestos a concertar un nuevo acuerdo de cese bilateral teniendo en cuenta las lecciones aprendidas en el periodo que terminó y puntualizó que las conversaciones de paz avanzan a mejor ritmo cuando los fusiles se mantienen en silencio.

 

últimas noticias