El mea culpa del Eln

El máximo jefe de la organización guerrillera dice estar esperanzado en la paz, pero convencido de que esta solo se concretará si el Estado permite una amplia participación de la ciudadanía y abandonar la tesis de que la insurgencia negocia por debilidad.

El Ejército de Liberación Nacional (Eln), a través de su máximo comandante, Nicolás Rodríguez, alias 'Gabino', contestó a una carta enviada por Gloria Gaitán, la hija del asesinado líder liberal, Jorge Eliecer Gaitán. En la carta el comandante guerrillero afirma haber tomado atenta nota de la carta que fue enviada al presidente Juan Manuel Santos y al comandante de las Farc, 'Timoleon Jiménez'.

'Gabino' afirma que el conflicto armado es producto de la exclusión política de un sector de la sociedad que se identificaba con las tesis de Gaitán. "Todo lo ocurrido después del asesinato de dirigente popular Jorge Eliécer Gaitán, sellado con el pacto oligárquico del Frente Nacional, que oficializa la exclusión del pensamiento y acción de la izquierda colombiana y de la oposición política, no hicieron más que ratificar el análisis del sacerdote Camilo Torres, que las vías legales para que el pueblo accediera al poder estaban cerradas", refiere 'Gabino'.

La hija del político liberal, manifestó su preocupación por que, según ella, estaba haciendo carrera la tesis de que las guerrillas debían someterse a la justicia, purgar sus condenas y resignarse a no hacer política. "A mi entender, de imponerse esa tesis, será imposible lograr un acuerdo de paz, ya que la guerrilla – pienso yo – no va a dejar las armas con las que ahora busca la toma del poder para lograr una transformación del actual sistema, a cambio de una pena de cárcel que le daría fin a su parábola de lucha", explicó Gloria Gaitán.

A lo que responde el máximo comandante del Eln: "Hoy como Ejército de Liberación Nacional desarrollamos diálogos con el gobierno nacional con expectativas y esperanzas, pero también con dudas y preocupaciones porque precisamente hay quienes, dentro del gobierno y del Estado, piensan que la paz es el sometimiento y rendición de la insurgencia, y ven al Estado como el ente al cual la insurgencia debe someterse".

Pero sin duda, el aparte crucial de la carta de respuesta a Gaitán, es aquel en que afirma que "Construir la paz en Colombia, pasa por tratar el sentido problema de las víctimas, con respeto y consideración a ellas mismas, a sus procesos y derechos. En el Ejército de Liberación Nacional asumimos la responsabilidad que nos toca en estos más de 50 años de confrontación con el Estado". Una declaración que hasta el día de hoy no se había escuchado de boca del jefe insurgente.

Y concluye 'Gabino': "Nuestra organización se inscribe, en ese sentido, en la doctrina universal del tratamiento a las víctimas de los conflictos, con Verdad, Justicia y Reparación y el compromiso de No repetición. Todo esto dentro de un Perdón que no olvida. Un perdón constructor de paz e impulsor de la justicia".

Una declaración que había sido muy esperada por los cientos de víctimas de este grupo guerrillero y que pone de presente que para el Eln este es un momento crucial para alcanzar la paz de Colombia y dejar las armas como medio para alcanzar el poder.