Este es el protocolo para la concentración de las Farc y el cese el fuego

El Espectador conoció el protocolo establecido entre el Gobierno, Farc, representantes de las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja, para ubicar a los miembros de las Farc en zonas de “preconcentración” y mantener el cese al fuego.

El fracaso del plebiscito generó dudas sobre el futuro del proceso de paz, en especial, en los temas que se iban a implementar de forma inmediata como el cese al fuego y la concentración de las Farc. En síntesis, la preocupación es por el reinicio de una guerra la cual se creía finalizada. El presidente Santos ya prorrogó el cese hasta el 31 de diciembre, ahora la tarea es garantizar la concentración de la guerrilla. El Espectador conoció el documento con el que se reglamentan las zonas de preconcentración. (Lea: Santos prorroga cese bilateral al fuego con las Farc hasta el 31 de diciembre)

Lo había advertido el jefe de la misión de la ONU, Jean Arnault, quien dijo que “estaba previsto que la Fuerza Pública se iba a redesplegar para permitir la llegada a las zonas veredales donde el mecanismo tendría presencia. Ahora estamos hablando de una separación de fuerzas en un número mayor de puntos y vamos a estar hablando de un proceso de visitas periódicas a las zonas, militares y guerrilleras, es una modalidad distinta de monitoreo. Necesitamos que nos autoricen a ejercer la verificación en el marco de decisiones algo distintas”. (Lea: A replantear la verificación)

Esta petición se hizo realidad y en un documento en el que firman el Alto Comisionado, Sergio Jaramillo; Carlos Antonio Lozada, como representante de las Farc, Christoph Harnisch, del Cicr y el mismo Jean Arnault de la ONU, especifican la forma como se dará esa “separación de fuerzas” y las reglas que tendrán que cumplir la Fuerza Pública y las Farc para mantener el cese al fuego y la concentración. 

Este protocolo se implementará hasta que sea posible avanzar en lo acordado sobre el cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas. Se ampara en las facultades que tiene el presidente Juan Manuel Santos para adelantar los procesos de paz. (Vea el protocolo para el cese al fuego bilateral)

Tiene reglas claras para mantener el cese al fuego y la concentración de las Farc en zonas que denominan Puntos de Preagrupamiento Temporal (PPT). Las Farc se comprometen a dar la información exacta de su ubicación, definir rutas de desplazamiento, ubicar sus estructuras y no hacer presencia en las cabeceras municipales. Tampoco podrán realizar eventos y en caso de salir de la zona tendrán que hacerlo sin armas y vestidos de civil.

El Gobierno también tiene que cumplir su parte. No se podrán ejecutar vuelos militares por debajo de los 5000 píes, no podrán ejecutar acciones ofensivas contras las Farc, tendrán que facilitar el paso de los miembros de la guerrilla a los puntos de preagrupamiento y permitir “los intercambios (visitas) sobre el proceso de paz o para el restablecimiento de las relaciones familiares”.

Cumpliendo con lo acordado en La Habana, las Farc no realizarán actividades ilícitas para la financiación de la organización, no podrán incrementar su capacidad militar, ni cometer actos de destrucción o daño material.

Así, con la suspensión de operaciones militares en diferentes zonas del país, la implementación de un Mecanismo de Monitoreo y Verificación por parte de la ONU, un protocolo de ubicación en Puntos de Preagrupamiento Temporal, y la decisión clara de mantener los fusiles en silencio, Gobierno y Farc ratifican que pese al traspié de la votación al referendo, no es un obstáculo para avanzar en el fin del conflicto.
 

 

últimas noticias

Ruta de protección a líderes sociales