Eln pide mantener diálogos de paz y aboga por un nuevo cese bilateral

La delegación de la guerrilla en los diálogos de paz en Quito (Ecuador) aseguró que los atentados contra la infraestructura petrolera ocurren en medio de la “compleja situación de conflicto que sufre el país”.

El jefe del equipo negociador del Eln, Israel Ramírez Pineda, alias "Pablo Beltrán", lee un comunicado en respuesta al presidente Juan Manuel Santos, quien ordenó hoy el regreso del equipo del Gobierno que negocia la paz con la guerrilla ante una seguidilla de atentados. Agencia EFE

Tras los ataques contra la infraestructura petrolera que el Gobierno Nacional atribuyó al Eln –que desataron una crisis en los diálogos de paz que se desarrollan en Quito (Ecuador)– este miércoles la guerrilla abogó por pactar un nuevo cese bilateral al fuego y argumentó que lo sucedido “ocurre en medio de la compleja situación de conflicto que sufre el país”.

(Lea: Santos ordena a Gustavo Bell, jefe del equipo negociador con el Eln, que regrese a Colombia)

A través de un comunicado de cinco puntos, la delegación de los diálogos del Eln –señalado de haber perpetrado cuatro atentados en Boyacá y Arauca, el más grave de ellos contra el oleoducto Caño Limón Coveñas– aseguró que ‘cumplió con los objetivos’ del cese al fuego que entró en vigor el pasado 1 de octubre y que concluyó ayer. En esa línea, la guerrilla criticó al Gobierno y manifestó que el cese “fue logrado a medias por la actitud del régimen”.

(Lea: Ataques del Eln y fin del cese al fuego, preocupan a la ONU)

“El cese al fuego bilateral, temporal y nacional pactado para que durara 101 días, concluyó ayer a las 12:00 de la noche. Su propósito de mejorar la situación humanitaria de la población fue logrado a medias por la actitud del régimen; de nuestra parte cumplimos con los objetivos del cese”, indicó el Eln.

Pese a los atentados, que obligaron al Ejecutivo a suspender la reanudación de las negociaciones prevista para este miércoles en Quito, el Eln instó a no alterar el curso de las conversaciones, “buscando lograr una salida política del conflicto”.

Previamente, Pablo Beltrán, jefe negociador de la guerrilla, manifestó su voluntad de seguir adelante con los diálogos: "Nosotros nos mantenemos en eso, que se mantengan las conversaciones y que ningún incidente lleve a que estas se interrumpan". El líder guerrillero agregó que su delegación permanecerá en Quito si el Gobierno está dispuesto a "buscar una salida a este incidente". De lo contrario, advirtió, “necesariamente nosotros tendríamos que regresar a Colombia”.

(Lea: Piedad Córdoba se ofrece para ser mediadora con el Eln)

Sobre los objetivos de la quinta ronda de diálogos de paz, prevista para este miércoles pero interrumpida por los atentados, la guerrilla recordó que estaba ideada para evaluar los resultados del cese, “mantener sus logros y resolver los problemas que enfrentó”.

“Este nuevo ciclo también debe hacer despegar el diálogo nacional previsto dentro del punto #1 de la agenda, sobre participación de la sociedad en el logro de la paz”, precisa el Eln, que insiste en su decisión de “darle continuidad a este logro pactando un nuevo cese bilateral, que supere las dificultades del anterior”.

La guerrilla destacó el acompañamiento a las conversaciones por parte de organizaciones como la Veeduría Social, la Conferencia Episcopal, la Misión del Consejo de Seguridad de la ONU, los países Garantes y el Grupo de países de apoyo, acompañamiento y cooperación; a quienes les solicita mantener su respaldo a los esfuerzos de paz.

 

últimas noticias

Medidas para esclarecer la desaparición forzada