Enfrentamiento entre Procurador y Fiscal por tesis jurídicas sobre la paz

Alejandro Ordóñez y Eduardo Montealegre tuvieron un duro enfrentamiento en un foro de la Universidad el Externado por la posible "impunidad" para las Farc.

Óscar Pérez/El Espectador

El Procurador General, Alejandro Ordóñez, reiteró sus cuestionamientos al Marco Jurídico para la Paz, al considerar que éste genera impunidad.

El jefe del Ministerio Público calificó este marco como una “caricatura”, puesto que a su parecer, se está beneficiando a los victimarios y sacrificando a las víctimas que no obtendrán justicia, verdad y reparación.

Aseguró que dicho acto legislativo no responde a los estándares internacionales que indican que un Estado debe investigar todos los crímenes cometidos y no como en este caso “los que sean sistemáticos”.

“Crímenes que no sean sistemáticos podrían tener indulto”, precisó el Procurador General, quien presentó varias objeciones a la posición presentada por el Fiscal General, Eduardo Montealegre.

“El marco para la paz no responde los estándares internacionales y genera impunidad. Eso es evidente cuando sean investigados los máximos responsables por delitos cometidos sistemáticamente, pero, más adelante, a esos mismos responsables, les abren la posibilidad de acceder a pena alternativa; eso es impunidad”, recalcó.

Además, cuestionó el Procurador, la forma cómo se va a definir si se trata de delitos practicados de forma sistémica.

“Si se trata de una violación, de un reclutamiento, de un bombardeo, de una tortura, de un secuestro. No habrá justicia por no ser delitos que se han cometido de forma sistemática”, sostuvo.

Y en señalamiento directo al fiscal Eduardo Montealegre, le dijo: "usted, señor Fiscal, le está haciendo un flaco favor al proceso de paz. Está debilitando su función en la medida de que los negociadores de las Farc van a partir desde el punto que no van a pagar un solo día de cárcel por sus delitos. Incluso aquellos que han cometido delitos de lesa humanidad”.

Ordóñez Maldonado aseguró que algunos de los puntos establecidos en el marco jurídico para la paz "están muy distantes a la realidad" puesto que se están presentando indultos y amnistías encubiertos.

En este punto indicó que se pueden establecer penal alternativas, disminución de las mismas e incluso se puede entrar en un debate posterior sobre los lugares donde serán recluidos. "Pero no se puede aceptar la entrega de indultos y amnistías para delitos de lesa humanidad y de guerra".

Para el jefe del Ministerio Público con la entrega de estos beneficios se afecta el derecho de las víctimas a tener una efectiva justicia para sus victimarios, obstruyendo así la justicia, paz y reparación.

Ante esto indicó que "es un agravio a la justicia, por lo que espero que la Corte Constitucional lo declare inexequible. Vale recordar que los que demandaron no fueron internos de la Caverna sino el colectivo José Alvear Restrepo" señaló.

Igualmente resaltó que varios observadores internacionales han presentado varias objeciones al marco jurídico para la paz "y ellos no pertenecen a la nómina paralela de la Procuraduría General".

“Su concepto de justicia señor Procurador es del siglo XVIII”

Por su parte, en una intervención de 10 minutos, el fiscal Eduardo Montealegre defendió el término “minimalista” en este caso indicando que se deben investigar a los máximos responsables de las violaciones de los derechos humanos, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Montealegre Lynnet basó esta posición en respuesta al Procurador General indicando que la historia demuestra que en los procesos de paz donde se han investigado a todos los responsables de estos crímenes han fracasado en su intento, señalando así el proceso de desmovilización de los paramilitares en Colombia.

“Yo considero que un discurso de derechos absolutos en materia de derechos humanos que no acepte la relativización podría llegar a Tribunales Penales Superiores y Constitucionales que aceptan la ponderación como una forma de resolver los conflictos. Ese deber de investigar y juzgar es un derecho ponderable”.

Para el Fiscal General, el modelo maximalista que defiende el jefe del Ministerio Público, es el que lleva a la impunidad puesto que la historia y los casos en otros países han demostrado que es poco efectivo y que no se logran los objetivos deseados.

“Vamos a sacrificar a la paz por juzgar y acusar a todos los responsables de todos los derechos humanos, la praxis internacional ha demostrado que es frágil y no es una respuesta a los derechos humanos”, indicó el Fiscal General.

En este sentido fue claro en calificó la posición conceptual del Procurador “como una utopía que va en contra de la realidad del país”, indicó Montealegre en respuesta a los puntos presentados por Ordóñez Maldonado en su primera intervención.