Esquema de justicia transicional para militares está listo: Santos

Su implementación dependerá de la renegociación de las Farc y será incluido en la Ley de Amnistía.

Archivo
El presidente Juan Manuel Santos anunció que el esquema de justicia transicional al que serán sometidos los miembros de la fuerza pública que, por cualquier motivo, están involucrados en procesos penales por causa del conflicto, está listo para incluirse en la ley de amnistía de la que también se beneficiarán las Farc.
 
"Si bien, este aspecto no fue un punto de negociación, siempre, en forma paralela, fuimos adelantando al interior de las Fuerzas Militares un esquema que cumpliera con un principio fundamental. Vamos a buscar el máximo de justicia que nos permita la paz, y para los miembros de la Fuerza Pública, el máximo de los beneficios que nos garantice la seguridad jurídica", dijo Santos. (Lea: Propuestas para la renegociación)
 
Este esquema será incluido en el momento es que sea presentada la ley de amnistía y quede establecida con seguridad jurídica la situación de los miembros de la Fuerza Pública que hayan cometido alguna equivocación relacionada con el conflicto. 
 
¿Cómo funcionará el esquema?
 
Sobre este asunto, el general Jaime Ruiz Barrera, presidente de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (Acore), afirma que para que este esquema se ponga en funcionamiento, lo primero que se debe resolver es la renegociación con las Farc. 
 
"Se contempla en un lugar lo que beneficia a las Farc y en otro capítulo lo distinto, lo que nos beneficia a nosotros. En pocas palabras, se refiere a cómo va a actuar la justicia transicional y su aplicación a través del Tribunal Especial para la Paz", señala Ruiz. 
 
En este tribunal, explica el general, habrá una sala que definirá la situación jurídica y que estará relacionada directamente con la renuncia a la persecución penal para agentes del Estado. 
 
Se aplicará a militares y policías que estén condenados, procesados o vinculados penalmente a cualquier proceso por situaciones relacionados con el conflicto armado y tendrá la competencia de cerrar definitivamente los procesos jurídicos por aquellos delitos que no sean de lesa humanidad. La postulación ante este tribunal será voluntaria. 
 
Quienes acudan a este tribunal se comprometen a contar toda la verdad, a reparar y a no volver a repetir. "La reparación de víctimas la hace el Estado porque se trata de situaciones en las que agentes del Estado, cumpliendo una misión legal y constitucional, cometieron una conducta de carácter punible", señala Ruiz Barrera. 
 
Beneficios para militares
 
Uno de los beneficios que contempla es esquema será la libertad condicional inmediata para quienes, al momento del proceso, ya hayan cumplido cinco años con privación efectiva de la libertad. 
 
Quienes aún no tengan este tiempo, serán trasladados desde el centro de reclusión en el que estén pagando una condena hacia una unidad militar, en donde quedarán bajo en control del Inpec. 
 
Según cuenta Ruiz, una vez entre en funcionamiento este esquema, alrededor de mil miembros de la Fuerza Pública podrían quedan en libertad y otros mil saldrían de sus sitios de reclusión para unidades militares. 
 
"Es la mejor opción porque nos garantiza un blindaje hacia el futuro. Si nos acogemos a la justicia ordinaria (como propone el Centro Democrático), qué garantías podemos tener por más que quede como norma al más alto nivel y entre al bloque de constitucionalidad. Podría pasar lo que pasó en El Salvador. Necesitamos estar dentro de la justicia transicional y que esto sea avalado por las cortes internacionales", concluye Ruiz Barrera.

 

últimas noticias

JEP recibe informes sobre secuestro político

El Caguán quiere borrar el estigma de la guerra