Estamos dispuestos a hablar del proceso de paz con Uribe y hasta con el diablo: Farc

Así lo manifestó Pablo Catatumbo quien recibió el respaldo de Joaquín Gómez y agregó que ese diálogo se podría dar "siempre y cuando se hable con argumentos, no con agresiones".

Jorge Torres Victoria, alias "Pablo Catatumbo" y Álvaro Uribe Vélez.

Las Farc dijeron este lunes que esa guerrilla está dispuesta a dialogar con el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez y con su partido político, el Centro Democrático, que lideran la oposición a las negociaciones de paz que ese grupo y el Gobierno llevan a cabo en Cuba.

El anuncio lo hizo Jorge Torres Victoria, alias "Pablo Catatumbo", en un inédito debate en el programa "Hora 20" de Caracol Radio en el que participaron también desde La Habana el jefe negociador de las Farc en los diálogos con el Gobierno, "Iván Márquez" (alias de Luciano Marín Arango) y el insurgente alias "Joaquín Gómez".

A la pregunta de la conductora del programa, la periodista Diana Calderón, sobre si las Farc estarían dispuestas a hablar con el expresidente Uribe, Catatumbo respondió: "por supuesto que sí, estamos dispuestos a hablar hasta con el diablo".

La afirmación de Catatumbo fue respaldada por el jefe del Bloque Sur de las Farc, Milton de Jesús Toncel Redondo, alias "Joaquín Gómez", quien señaló que ese diálogo se podría dar "siempre y cuando se hable con argumentos, no con agresiones".

Uribe y su partido son fuertes críticos del proceso de paz con las Farc y la semana pasada emprendieron una gira por Estados Unidos, México y Europa para exponer sus puntos de vista sobre los diálogos de paz en Cuba.

En el debate radial, los jefes guerrilleros fueron preguntados también sobre el desarme de las Farc si se firma la paz y dijeron que para ellos lo que habrá es "una dejación de armas".

Explicaron que esa "dejación de armas" la entienden como "la no utilización en la política" y que eso "entraña la reciprocidad", es decir, "que el Estado no las utilice en la política".

"Pablo Catatumbo" aseguró que no se puede esperar que las Farc entreguen sus armas sin que el Estado haya tomado medidas frente al fenómeno del paramilitarismo, al que calificó como el "principal obstáculo para la paz". "En Colombia persiste un paramilitarismo rampante, activo y creciente y ese tema parece que no le importara a la gente", señaló el negociador de las Farc.

Los grupos paramilitares agrupados en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se desmovilizaron a mediados de la década pasada, durante el Gobierno de Uribe (2002-2010), pero muchos de sus integrantes formaron posteriormente las llamadas "bandas criminales" que operan en distintas regiones del país.

En opinión de "Pablo Catatumbo", el "paramilitarismo de Estado" se hace visible en la desaparición forzada, el asesinato de sindicalistas y "de todo aquel que se ha propuesto luchar contra el cambio del régimen político, la corrupción y los intereses que mueven los hilos del Estado".

Con respecto al Ejército, dijeron que esperan que tras el fin del conflicto éste "retorne a la defensa de las fronteras" y se modernice porque "está un poquito rezagado" con relación a otros del continente porque "se ha dedicado a una guerra interna".