Farc reciben lista de desaparecidos y secuestrados de la Federación de Víctimas

Tras una reunión entre miembros del Gobierno y promotores del "No", se avaló la propuesta que pide revisar 468 nombres de secuestrados y desaparecidos en el marco del conflicto.

Juan Fernando Cristo, Roy Barreras, Rafael Pardo, Marta Lucía Ramírez, Camilo Gómez, Herbin Hoyos y Manuel José Cepeda, fueron algunos de los asistentes al encuentro. / Ministerio del Interior.

Un fructífero encuentro, según dicen sus integrantes, se dio este miércoles entre representantes del Gobierno y promotores del “No” en el plebiscito con el que los colombianos rechazaron los acuerdos alcanzados con las Farc para poner fin a más de 50 años de conflicto armado con esa guerrilla. De la reunión participaron el ministro del Interior Juan Fernando Cristo, el senador Roy Barreras, el ministro del Posconflicto Rafael Pardo, la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez y Camilo Gómez, como representantes del conservatismo; también estuvieron líderes religiosos y el presidente de la Federación Nacional de Víctimas de las Farc, Herbin Hoyos. El asesor jurídico del proceso, Manuel José Cepeda, también hizo presencia en la mesa. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

El encuentro fue largo (aproximadamente 6 horas de reunión), pero al término de este surgieron varios avances y compromisos de las partes para progresar en la pronta implementación del proceso de paz, con el fin de que este no se enfríe y se deteriore. Uno de los puntos en que más prosperó el encuentro fue en el de las víctimas y desaparecidos en el marco del conflicto.

El también periodista Herbin Hoyos presentó una lista de 468 personas entre secuestradas y desaparecidas, de las cuáles no se sabe nada. El documento fue entregado a los representantes del gobierno, quienes confirmaron que las Farc aceptaron evaluar los nombres, aunque, aún más importante, la guerrilla se comprometió a consultar en todos los frentes y posteriormente entregar la información correspondiente sobre las personas de la lista. El plazo que se dio en la mesa para la consulta y respuesta de las Farc es de una semana.

“Compartimos esa preocupación con la Federación de Víctimas de las Farc, que le remitimos de una manera directa a las Farc sobre los secuestrados por esa guerrilla. Tenemos que darle prioridad a ese tema, tenemos que tener la información de los secuestrados, de si murieron en cautiverio para poder ubicar sus restos y tramitar el duelo con sus familias. Estamos trabajando con las Farc en ese tema humanitario de esos secuestrados”, manifestó el ministro del Interior, quien resalto dicho compromiso como un gran avance en la liberación de secuestrados y menores reclutados.

Con los representantes del sector conservador que dijo “No” a los acuerdos, la reunión se centró en cómo se va a articular la Jurisdicción Especial para la Paz con la justicia ordinaria, la efectiva reparación material a las víctimas, el tema de restitución de tierras, desarrollo rural y la participación política de los desmovilizados. “El compromiso del Gobierno fue escuchar a distintos sectores políticos y ciudadanos que votaron NO a los acuerdos de paz”, manifestó en su Twitter el ministro Cristo sobre los puntos tratados con la exministra de Defensa y el excomisionado de paz, y que respondían en gran parte a los cuatro puntos presentados por Ramírez el martes. (Lea: Los 4 puntos que como mínimo deben renegociarse en Cuba, según Martha L. Ramírez)

Aunque no estuvo el Alejandro Ordóñez, el encuentro también tenía como fin considerar qué hacer con lo que, especialmente el exprocurador, ha llamado “ideología de género”, aunque el concepto ni siquiera aparece en los acuerdos. El Gobierno y los representantes cristianos y católicos acordaron dar un espacio al concepto de familia dentro de los acuerdos, y también reconocer a las víctimas de las comunidades religiosas que ha dejado el conflicto. Finalmente, establecieron que “enfoque de género”, que sí aparece en el documento, no se confunda con la supuesta “ideología de género”.

Los integrantes de la reunión resultaron optimistas por la posibilidad de insertar la gran mayoría de cambios a los acuerdos, pese a que no hubo ningún representante del uribismo, sector que tiene los desacuerdos más radicales sobre el Acuerdo de Cartagena. 

 

últimas noticias

Una visita a la casa de los muertos