Farc aseguran que trabajan por firmar la paz "con la mayor celeridad"

La guerrilla sostuvo que los anuncios deben fundarse en "realidades nacidas del conjunto acuerdo de las partes", antes que en aspiraciones unilaterales.

“Pastor Alape”, negociador de las Farc. / AFP

Los negociadores de las Farc en los diálogos de paz de La Habana aseguraron este jueves que trabajan "con ahínco" por firmar "con la mayor celeridad posible" el acuerdo final, al tiempo que insistieron en la necesidad de "consensuar fórmulas" en lugar de priorizar "aspiraciones unilaterales".

"El ánimo que nos acompaña este año es el de firmar con la mayor celeridad posible el acuerdo final, para lo cual trabajaremos con ahínco", leyó el líder guerrillero Félix Antonio Muñoz, alias 'Pastor Alape', en un comunicado donde la insurgencia admite tener "un optimismo grande" en el proceso.

Las Farc confirmaron además que, ante los "múltiples asuntos por debatir", su intención es presentar "propuestas concretas y realizables que, mediando la voluntad cierta de la contraparte, configurarán un proceso pleno de democratización de la vida nacional".

Los guerrilleros reiteraron que ante el "alto interés" de los colombianos en la marcha de los diálogos, los anuncios sobre expectativas y resultados "deben fundarse en realidades nacidas del conjunto acuerdo de las partes, antes que en aspiraciones unilaterales" que den paso a "confusiones y expectativas inciertas".

"Lo más importante es asumir, que el objetivo del proceso es consensuar fórmulas entre posiciones contrarias, antes que imponer las propias", dijo 'Pastor Alape'.

Como "anuncios no consensuados" los rebeldes mencionan el plebiscito, la convocatoria al Congreso a reglamentar zonas de concentración o la creación de una comisión legislativa especial para desarrollar los acuerdos de paz, estrategias que pretenden "invisibilizar" al interlocutor en la mesa de negociación y "adelanta resultados pendientes aún de tratarse".

Ayer las Farc y el Gobierno de Juan Manuel Santos iniciaron en la capital cubana, sede permanente de los diálogos de paz desde 2012, la última etapa en las conversaciones, sin ponerse de acuerdo en la fecha tope del 23 de marzo para firmar el acuerdo final.

La guerrilla aseguró que están haciendo "hasta lo imposible" pero que insisten en que "causas objetivas seguramente van a impedir que eso se dé el 23 de marzo".

Las declaraciones de las Farc contrastan con las del presidente Santos, quien señaló el pasado martes que dio instrucciones a los negociadores del Gobierno de "meter el acelerador al proceso" para poder firmar la paz en el plazo del 23 de marzo. 

Temas relacionados