Farc insisten en constituyente para refrendar acuerdos de paz

En el segundo día del nuevo ciclo de diálogos, la guerrilla criticó al Gobierno por impulsar medidas unilaterales en temas que no han sido definidos en la mesa.

‘Pablo Catatumbo’, ‘Pastor Alape’ y ‘Carlos Antonio Lozada’ miembros del secretariado de las Farc que hoy están en Cuba. /AFP

En un comunicado leído por el comandante guerrillero, 'Pastor Alape', las Farc afirmaron que si bien su voluntad es firmar lo más rápido posible el acuerdo de fin del conflicto y se declaran optimistas ante la reconciliación, también lanzan duras críticas al Gobierno.

Primero, por la venta de Isagen, y segundo, porque ven con malos ojos el que el Ejecutivo impulse ante la opinión pública temas que no han sido consensuados en la mesa.

"Al ánimo que nos acompaña en este año, es el de firmar con la mayor celeridad posible el acuerdo final para lo cual trabajaremos con ahínco. Nuestro optimismo es grande, y se funda en el clamor de reconciliación que late en el corazón de millones de compatriotas, fuente y apoyo fundamental de lo alcanzado hasta ahora", expresó Alape.

De igual forma, puntualizó que la guerrilla se apresta "a abordar plenamente el punto Fin del Conflicto, y nos aguarda la discusión en torno a Implementación, Verificación y Refrendación. También están pendientes de dirimir las 42 salvedades existentes".

Al mismo tiempo, Alape señaló que están a la espera de que se adelanten los foros públicos de los dos últimos puntos de la agenda de diálogos, tal y como se hizo con los asuntos de desarrollo rural, víctimas y solución al problema de las drogas. Lo que pone de presente, que en las próximas semanas serán convocados los colombianos a aportar ideas sobre estos trascendentales asuntos.

Finalmente, la guerrilla criticó al ejecutivo por tramitar ante el Congreso una serie de iniciativas que pretenden allanar el camino jurídico ante la eventual firma del acuerdo de fin del conflicto. Alape explicó que los avances de la mesa deben fundarse en acuerdos conjuntos y no en decisiones unilaterales. "El objetivo del proceso es consensuar fórmulas entre posiciones contrarias, antes que imponer las propias", refirió el jefe guerrillero.

"Anuncios no concensuados como la iniciativa del plebiscito, la convocatoria al Congreso a reglamentar unas supuestas zonas de concentración, o la conformación de una Comisión Legislativa Especial, hacen parte de una actitud que hace invisible al interlocutor en la mesa y adelanta resultados pendientes aún de tratarse. Nuestra concepción nos indica, que temas de tanta trascendencia, deben ser manejados en forma más responsable", añadió antes de ingresar al Palacio de Convenciones de La Habana (Cuba).

Y concluyó el comandante insurgente: "el camino que hemos construido, en casi cuatro años de productivos diálogos, nos impone el deber ineludible de abandonar cualquier prevención que pueda atravesarse en el camino del acuerdo final. Gobierno y Farc tenemos que ser conscientes de la necesidad imperiosa de blindar lo acordado. La Asamblea Nacional Constituyente y la categoría de Acuerdo Especial incorporado al Bloque de Constitucionalidad, son alternativas insoslayables".