Para las Farc, Juan Carlos Pinzón lidera el ministerio de la guerra

Las críticas de la guerrilla se dan luego de que el ministro expresara que los jefes de las Farc se dan "la gran vida" en Cuba mientras sus combatientes viven penurias en la selva.

La guerrilla de las Farc arremetió este martes contra el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, al que acusó de atacar los diálogos de paz de La Habana, que se 'empantanaron' por desacuerdos sobre participación política.

"Si el gobierno tiene realmente un compromiso de paz como nosotros creemos, qué hace ahí un funcionario en el ministerio de la guerra atacando permanentemente el proceso" de paz, dijo a la prensa Marco Antonio Calarcá, uno de los delegados de la guerrilla en las conversaciones de paz con el gobierno en Cuba.

Los reproches se deben, aparentemente, a que Pinzón declaró este lunes que los jefes de las Farc se dan "la gran vida" en Cuba mientras sus combatientes viven penurias en la selva colombiana, tras la publicación de una foto que muestra a varios delegados de paz de la guerrilla paseando en un yate.

Calarcá afirmó que Pinzón es "un ministro de la guerra que nunca se ha referido, ni ha llamado y mucho menos combatido, al paramilitarismo " y es "funcional a los enemigos de la paz".

El guerrillero también arremetió contra la prensa colombiana, a la que acusó de mentir sobre los diálogos de paz, que se empantanaron el lunes cuando parecía inminente un acuerdo entre ambas partes sobre participación política, segundo de los cinco puntos de la agenda.

"Hay mucho influjo de aspectos negativos en torno al proceso, que se inventan especulaciones y no encontramos la misma influencia de posiciones positivas que ayuden al proceso" de paz, dijo Calarcá, afirmando que "la prensa miente" y "calla algunas declaraciones" de la delegación de las Farc.

Ambas partes decidieron este lunes prolongar el presente ciclo de conversaciones en un intento de lograr un consenso sobre participación política, punto que fija las pautas para que los guerrilleros se incorporen al sistema político colombiano una vez que firmen la paz y abandonen las armas.

"Estamos trabajando arduamente para construir el acuerdo", expresó Calarcá, sin revelar cuál es el aspecto que impide el consenso.

Debido a la prolongación de las discusiones, el actual ciclo de diálogos, el decimosexto, cumplió 14 días este martes, lo que lo convierte en el más largo desde que comenzaron las pláticas de paz, el 19 de noviembre de 2012.

Los temas pendientes de la agenda son drogas ilícitas, abandono de las armas y reparación de las víctimas, además del mecanismo de refrendación de un eventual acuerdo que ponga fin a un conflicto armado de casi medio siglo.

 

 

últimas noticias

(Opinión) Podemos hablar sin ser guillotinadas

Un dulce para la supervivencia