FF.MM. aceleran preparación para el desminado humanitario

De acuerdo con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en 2015 se incrementarán en un 38% los efectivos dedicados en exclusiva a erradicar las minas.

Las Fuerzas Armadas aceleran la capacitación de varios pelotones que incrementarán este año en un 38% los efectivos dedicados en exclusiva a erradicar las minas antipersona en el país, anunció este viernes el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Se trata de un ambicioso plan con el que se espera responder a las necesidades que se generarán cuando comience a funcionar el histórico acuerdo para erradicar las minas antipersona que los negociadores de paz del Gobierno y las Farc alcanzaron el mes pasado en La Habana.

En Colombia hay actualmente unos 13 pelotones (once del Ejército y dos de la Armada) encargados del desminado humanitario, cifra que el Ministerio de Defensa quiere aumentar a 19 grupos especializados antes de 2016 "para tener cerca de 1.500 hombres comprometidos en este esfuerzo", aseguró Pinzón en una visita a El Carmen de Bolívar.

En este municipio del departamento caribeño de Bolívar trabaja uno de estos pelotones de la Armada, compuesto por unos 35 hombres que revisan palmo a palmo metros en los que se sospecha que han sido sembrados explosivos por los distintos actores armados que se enfrentaron en esta zona durante la década pasada.

Los profesionales de este grupo son una pequeña muestra de la capacidad de los efectivos, que se incrementarán en un 38%. Si se tiene en cuenta que desde 2009, año en que comenzaron a funcionar los primeros ocho equipos de este tipo se ha añadido en promedio un grupo por año, el aumento supone pisar el acelerador.

Y es solo el comienzo, puesto que el objetivo es que en los próximos 10 años los encargados de limpiar el suelo de Colombia asciendan a 10.000 profesionales, recordó Pinzón.

Ninguno de ellos parte de cero, puesto que proceden de los equipos que realizan desde hace años desminado militar, una misión que solo limpia el camino por donde los soldados pasan durante un operativo, frente a la más compleja tarea humanitaria de desactivar hasta el último centímetro del perímetro.

"El desminado humanitario necesita mucha capacitación técnica y esa es una de las tareas en las cuales está empeñada la capacidad nacional", apuntó a Efe el general retirado Rafael Colón, director de la Acción Integral contra Minas Antipersonal de la Presidencia de la República.

El esfuerzo por preparar a los soldados se produce en centros de formación para el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea que trabajan a pleno rendimiento para "actualizar de los estándares internacionales" relativos a la erradicación de minas antipersona, explicó.

Preparar a tantos profesionales contrarresta la necesidad de recurrir a las organizaciones civiles de desminado, a las que Pinzón aseguró respetar, si bien duda de que se muevan mejor que los militares colombianos sobre la particular orografía nacional.

Además, no es ningún secreto que podría ser una óptima alternativa para reconducir los esfuerzos de las Fuerzas Militares dentro del postconflicto que podría llegar si el Gobierno y las Farc firman la paz.