Frente Amplio por la Paz reconoce que Farc rompió la tregua

Señalan que el ataque en Cauca se trató de un error militar.

Este jueves el Frente Amplio por la Paz reconoció que las Farc violaron la tregua anunciada en diciembre pasado, tras el ataque que se registró en el municipio de Buenos Aires, Cauca, en el que fallecieron once militares.

Así lo advierte este movimiento, liderado por la exsenadora Piedad Córdoba, en su cuarto informe de veeduría al cese unilateral propuesto por las Farc.

"Yo creo que rompimiento a la tregua y provocación al rompimiento de la tregua lo hubo durante todo este tiempo. Es que uno no puede tapar el sol con un sólo dedo, pero lo que nosotros queremos insistir es que habrían hechos que uno diría, qué hacían ahí, que estaban en un centro que está en medio de la comunidad, porque estaba en un rompimiento del Derecho Internacional Humanitario", declaró Córdoba al señalar que el ataque en Cauca se trató de un error militar, ya que los soldados acamparon en un polideportivo cerca de las viviendas de Buenos Aires.

La exsenadora señaló que aunque escucharon los testimonios de la comunidad, de las autoridades e incluso de la guerrilla, es necesario que las partes autoricen a una Comisión del CICR, los países garantes del proceso de paz, el Frente Amplio por la Paz y la Defensoría del Pueblo, para que adelanten la investigación de los hechos que rodearon esta emboscada en Cauca. (Lea: “Se oían los gritos de auxilio”)

Cabe recordar que el pasado lunes, el vocero de las Farc en La Habana, alias ‘Iván Márquez’, comentó que el ataque a los militares en la vereda La Esperanza se presentó debido al movimiento de tropas en esa zona que estaban planeando un ataque. “Todo dejando entrever en la región, que no se trataba de un preparativo para una fiesta”.

Aunque Márquez calificó como una “tragedia” la muerte de los once soldados del Ejército, conminó al gobierno a reconocer el asedio de la Fuerza Pública a sus hombres. (Lea: Farc ratifican cese al fuego indefinido y piden veeduría internacional)

El Frente Amplio por la Paz fue propuesto por las Farc como uno de los evaluadores de su tregua unilateral, junto con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Sin embargo, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos no acepta la verificación de estos organismos, algunos de los cuales publican periódicamente análisis sobre el cumplimiento del alto el fuego.