Fuerzas Armadas y Farc tendrán que ser aliadas por el bien de Colombia: Timochenko

El líder de las FARC aseguró que, tras la firma del acuerdo, el Ejército puede poner su infraestructura y recursos al servicio de las comunidades y sus necesidades.

AFP.

El jefe máximo de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez -alias 'Timochenko'-, dijo este jueves en La Habana que tras la firma de un acuerdo final de paz en Colombia, en "un plazo relativamente breve", las Fuerzas Armadas tendrán que ser "aliadas" del grupo rebelde. (Lea: "Esto significa el fin de las Farc como grupo armado": Santos)

Las Fuerzas Armadas "fueron nuestras adversarias, pero en adelante tenemos que ser fuerzas aliadas por el bien de Colombia", dijo Timochenko tras refrendar junto con el presidente Juan Manuel Santos un acuerdo sobre el cese el fuego definitivo en Colombia. (Lea: Así funciona la mesa de diálogos en La Habana)

El líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) añadió que esas fuerzas ,"agigantadas en el transcurso de la guerra, diestras en contrainsurgencia y en acciones especiales, están llamadas en adelante a jugar un importante papel en aras de las paz, la reconciliación, y el desarrollo del país". (Lea: Las tres claves del acuerdo sobre el fin del conflicto)

Desmintió que "no existan dineros para la paz ni que todo tenga que ser ayuda internacional", para la reconstrucción del país, sino que "basta con cambiar prioridades", pues en una Colombia en paz el ejército podrá destinar "una buena parte" de su presupuesto "a menesteres más sanos y productivos". (Lea: El acuerdo sobre el fin del conflicto en pocas palabras)

La "infraestructura y recursos" del ejército colombiano "pueden ponerse al servicio de las comunidades y sus necesidades, sin desmedro de sus capacidades para cumplir la función constitucional de guarnecer las fronteras", apuntó.

Timochenko dijo que el histórico pacto de cese al fuego y desarme bilateral y definitivo firmado este jueves, "nos dejan a las puertas de concretar en un plazo relativamente breve el acuerdo final".

No obstante, advirtió que todavía quedan asuntos pendientes por negociar, y que "no será todo color de rosa y seguramente habrá que luchar porque se cumpla integralmente lo firmado".

"El acuerdo de cese al fuego y de hostilidades definitivo es leído por todo el mundo como el fin de la confrontación armada en Colombia. ¡Así sea!", concluyó Timochenko.