Gobierno pide a promotores del “No” presentar propuestas realistas y no dilatar el proceso

El presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado a los promotores de la opción para rechazar los acuerdos con las Farc, pidiéndoles realismo y verdad en sus planteamientos, sobre los que también pidió prontitud.

AFP.

El presidente Juan Manuel Santos pidió este lunes "celeridad" y "verdad" a los opositores del acuerdo de paz con las FARC que rechazaron los colombianos en el plebiscito del 2 de octubre, y con quienes el gobierno busca llegar a un consenso desde 2012. (Lea: El “No Conservador” presenta sus propuestas puntuales para renegociar la paz con las Farc)

"Quiero hacer un llamado para que este diálogo sea fructífero. Primero, que no se presenten propuestas imposibles. Segundo, ayúdennos a avanzar con sentido de urgencia, es decir, no dilatar. Y tercero: el diálogo debe establecerse partiendo de dos bases fundamentales, realismo y verdad", dijo el mandatario en una alocución televisada.

Representantes del gobierno y del "No" al acuerdo con las FARC, liderados principalmente por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), continuaron este lunes las reuniones para alcanzar consensos que permitan superar un conflicto armado de 52 años, tras el rechazo en el plebiscito a lo convenido con la guerrilla.

"Las propuestas que surjan de este diálogo serán analizadas y discutidas entre el gobierno nacional y las FARC", afirmó Santos, quien el viernes fue galardonado con el premio Nobel de Paz por sus esfuerzos para poner fin a la conflagración interna. (Lea: Santos gana el Nobel de Paz: histórico guiño internacional a los diálogos con las Farc)

El jefe de Estado sostuvo que las conversaciones con la oposición son "una gran oportunidad para lograr una paz no solo estable y duradera, sino más amplia y más profunda". 

Los opositores al acuerdo firmado el 26 de septiembre en Cartagena, tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba, critican principalmente el sistema de justicia y la elegibilidad política de los guerrilleros señalados de cometer delitos atroces.

Santos sostuvo que en las reuniones que empezaron la semana pasada "se ha podido constatar que hay temas u objeciones donde, más que diferencias, existen malentendidos, y así, hablando, podemos aclarar muchos de ellos". 

"Somos conscientes de que tenemos que obrar con presteza, con rapidez, porque el mayor enemigo que tenemos ahora es el tiempo", afirmó. 

Santos destacó el "compromiso" del gobierno y el grupo rebelde, el principal y más antiguo del continente, en mantener el cese al fuego y de hostilidades vigente desde el 29 de agosto y pactado en el marco de las conversaciones de paz.

"Desde ese día (29 de agosto) no ha habido un solo muerto, un solo herido, un solo ataque, por cuenta del conflicto con las FARC, ¡y así tenemos que mantenerlo!", advirtió.

Colombia vive un conflicto armado que ha enfrentado durante más de medio siglo a guerrillas, paramilitares y agentes de la fuerza pública, con saldo de unos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados. Para acabar dichos enfrentamientos, el gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país con 1.500 combatientes, acordaron este lunes la instalación de diálogos de paz. (Lea: Todo está listo para sentarse con el ELN)