Gobierno valora anuncio de Farc de decretar cese al fuego

El presidente Juan Manuel Santos pidió "compromisos" para acelerar los diálogos de paz con las Farc.

El presidente Juan Manuel Santos, valoró la nueva tregua unilateral por un mes anunciada este miércoles por las Farc, pero dijo que "se necesita más" y pidió "compromisos" para acelerar los diálogos de paz con esa guerrilla. (Lea: Farc decretan cese al fuego por un mes a partir del 20 julio)

"Valoramos gesto de cese unilateral de fuego de las Farc pero se necesita más, sobre todo compromisos concretos para acelerar negociaciones", dijo el mandatario.

Y agregó, “si ese cese al fuego viene acompañado de unos compromisos concretos sobre avances en el tema de la justicia y del cese al fuego bilateral y definitivo, ahí sí estamos hablando de un avance muy serio y muy importante en la consecución de esa paz”.

El jefe de Estado sostuvo que para poner en marcha un acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo, es necesario darle mayor celeridad a las negociaciones, especialmente en el aspecto de la justicia.

“Para ponerlo en marcha, para aplicarlo, necesitamos acelerar las negociaciones sobre los otros temas, especialmente el tema de la justicia, que es el que falta”, explicó.

La guerrilla de las Farc, en conversaciones de paz con el gobierno de Santos desde noviembre de 2012, que se desarrollan en Cuba sin un cese al fuego unilateral en el terreno, dijo este miércoles que ordenará un cese al fuego unilateral por un mes a partir del 20 de julio, acogiendo un llamado de los cuatro países que acompañan el proceso de paz.

El martes, Cuba y Noruega, garantes de los diálogos, y Chile y Venezuela, acompañantes de las conversaciones, hicieron un llamado a las partes a un "desescalamiento urgente" del conflicto armado colombiano de más de medio siglo, que recrudeció en las últimas semanas con decenas de bajas en ambos bandos y daños a la infraestructura y el medio ambiente.

La guerrilla Farc, principal grupo guerrillero de Colombia, nacida en 1964 de una insurrección campesina y con unos 8.000 combatientes según estimaciones oficiales, mantuvieron  una tregua unilateral desde diciembre pasado hasta el 22 de mayo, cuando la levantaron tras la muerte de 26 guerrilleros en un bombardeo ordenado por el gobierno.

La ofensiva militar aérea, suspendida en marzo por Santos durante poco más de un mes, se reinició luego de que una emboscada de las Farc a militares en abril dejara 11 uniformados muertos.