Gobierno y Farc mantienen cese al fuego y piden prórroga de monitoreo de la ONU

Las partes reconocieron el resultado del plebiscito, se declararon dispuestas a buscar una salida negociada con la oposición, pero descartaron que a la mesa vaya a llegar el uribismo.

Desde La Habana (Cuba) negociadores del Gobierno y de las Farc aseguraron que están dispuestos a escuchar a los sectores que votaron No al plebiscito.

En el primer comunicado conjunto, luego de la derrota del plebiscito refrendatario, las Farc y el Gobierno consideraron que a pesar de que consideran que el acuerdo final tiene las bases mínimas para la construcción de una paz estable y duradera, es necesario seguir escuchando a los sectores de la sociedad que no lo respaldaron en las urnas. 

Eso sí, advirtieron que debía ser en un “proceso rápido y eficaz” que permita en concentrar una pronta salida al limbo en que se encuentra el proceso de paz. De igual forma puntualizaron que “las propuestas de ajustes y precisiones que resulten de ese proceso, serán discutidos entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP para dar garantías a todos”, es decir que no habrá mesa tripartida con el uribismo.

Las partes, reunidas en La Habana desde el lunes pasado, insistieron en que se mantendrá el cese al fuego bilateral y definitivo, para lo cual se han redireccionado los protocolos de monitoreo, a fin de evitar situaciones que pongan en riesgo el principal logro de la mesa de diálogos: callar los fusiles.

“Para afianzar este cese al fuego hemos acordado un protocolo, dirigido a prevenir cualquier incidente, en zonas de pre-agrupamiento en los cuadrantes definidos y asegurar un clima de seguridad y tranquilidad con la plena aplicación de todas las reglas que rigen el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo”, detalla el comunicado conjunto.

De igual manera, hacen un llamado para que el mecanismo de verificación, en el que tienen parte el Gobierno y las Farc con la coordinación de la ONU continúe a cargo de del monitoreo y cumplimiento de las reglas que rigen el cese al fuego. “Con ese propósito, solicitamos al Secretario General de las Naciones Unidas, y por su intermedio, al Consejo de Seguridad, que autorice a la Misión de Naciones Unidas en Colombia a ejercer las funciones de monitoreo, verificación, resolución de diferencias, recomendaciones, reportes y coordinación del Mecanismo de Monitoreo y Verificación previstas en la Resolución 2226 (2016) en referencia al mencionado Protocolo”, señala el comunicado.

Finalmente, el Gobierno y las Farc definieron que continuaran profundizando el trabajo que se ha venido adelantando en las llamadas medidas de construcción de confianza. Como lo son “la búsqueda de personas dadas por desaparecidas, los planes pilotos de desminado humantario, la sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito, los compromisos respecto a la salida de menores de los campamentos y sobre la situación de personas privadas de la libertad”.

En términos generales, el comunicado establece que el proceso de paz entre el Gobierno y Farc continuará su camino, en busca de un consenso con quienes se pronunciaron el domingo pasado, para hallar la fórmula jurídica y política que permita ponerle punto final al conflicto armado colombiano. Mientras tanto, los efectos positivos que se derivan del acuerdo continuarán su marcha hasta que se se encuentre la fórmula de la paz.

Temas relacionados
últimas noticias