Guerrilleros construirán sus campamentos en zonas de concentración: Santos

Durante una visita a la zona veredal ubicada en el Meta, y que recibirá a unos 650 guerrilleros, el presidente afirmó que acelerarán los procedimientos para superar las dificultades que han surgido y así cumplir con el cronograma del proceso.

Juan David Tena - SIG.

El presidente Juan Manuel Santos visitó este jueves la zona veredal transitoria de normalización ubicada en el municipio de Mesetas, en Meta, para acelerar la concentración de guerrilleros en las zonas de dejación de armas, en el marco del acuerdo de paz firmado con las Farc. (Vea el especial A CONSTUIR LA PAZ)

"Se tomaron decisiones importantes para acelerar muchas de las decisiones que nos permitan comenzar la movilización de las FARC", hacia las zonas desde donde harán el tránsito a la vida civil "a la mayor brevedad posible", declaró el mandatario en el municipio de Mesetas, del departamento de Meta. (Lea: Presidente Santos visita zonas veredales transitorias en el Meta)

El campamento de Mesetas es una de las 26 zonas donde la guerrilla de las FARC se concentrará para desarmarse, tras el pacto firmado en noviembre para superar medio siglo de conflagración interna.

Según el mandatario, será el que reciba el mayor número de rebeldes, casi 650 en los próximos días.

Santos, quien acudió al lugar para recibir un informe logístico y de seguridad sobre estos lugares, reconoció que ha habido "retrasos" y "problemas" en la operación logística para adecuar estos sitios.

En la reunión con miembros del órgano de dirección de las FARC (Secretariado), cuyas identidades no precisó, se pactó que los guerrilleros construirán los campamentos con material otorgado por el gobierno.

"La voluntad de todos es acelerar al máximo para poder cumplir los cronogramas de dejación de armas" y superar las dificultades que se han presentado en las zonas de agrupación de las FARC, agregó.

La guerrilla, que estima tener unos 5.700 combatientes, se agrupa en sitios aledaños a las 26 zonas donde, en un plazo máximo de seis meses, deberán desarmarse y regresar a la vida civil, bajo supervisión de la ONU.

Estaba previsto que los miembros de las FARC estuvieran concentrados antes del 31 de diciembre en esos lugares, pero su llegada a las llamadas Zonas Veredales Temporales de Normalización (ZVTN) se ha visto postergada por problemas de infraestructura.

Según Santos, entre las 26 zonas de concentración suman menos de 300 kilómetros cuadrados.

 

últimas noticias

Montes de María, una paz territorial sin prisa