“Hicimos muchísimo daño y somos conscientes”: Rodrigo Pérez, exjefe paramilitar

Durante un foro organizado por Colombia 2020, se hizo un acto de reconciliación entre Pérez y Jairo Quintero (de las Farc), que pertenecieron a grupos que fueron acérrimos enemigos, pero que ahora buscan “apostarles juntos a la paz”.

Captura de pantalla

Durante el foro organizado por Colombia 2020, se presentó un emotivo acto de reconciliación, cuando el padre Francisco de Roux, nombrado hace poco como presidente de la Comisión de la Verdad, llamó al escenario al exjefe de las AUC Rodrigo Pérez, al exjefe de las Farc Jairo Quintero, y a representantes de víctimas del sur del Bolívar.

La intención del padre de Roux fue que, frente al público, tanto Pérez, que en la guerra fue conocido como Julián Bolívar, como Quintero, que respondió al alias de Jairo Mechas, hablaran sobre la época en la que, como enemigos en armas, se enfrentaron, llevando la guerra al departamento de Bolívar.

El primero en tomar la palabra fue Quintero, quien aseguró que “hablar de la historia de Colombia durante los últimos 50 años será una tarea en la que muchos nos vamos a ver involucrados. La historia de esta confrontación debe escribirse en las páginas para que nunca más vuelvan a repetirse”. También resaltó “el poder de las comunidades, de la gente” para hacer frente a “cualquier actor armado” que quisiera “perturbar su tranquiidad”.

Después de Quintero, el turno fue para Pérez quien, como su contraparte, reiteró la importancia de dar a conocer lo que pasó durante una guerra que ha dejado más de ocho millones de víctimas. Pero no se quedó allí. Pérez se dirigió a los dos representantes de las víctimas que estaban en el escenario y les manifestó su arrepentimiento. Además, hizo una reflexión sobre la guerra, afirmando que “hicimos muchísimo daño y somos conscientes de eso”.

“Reconocemos que estuvimos equivocados y que frustramos el proyecto de vida y acabamos con la vida de muchos campesinos, simplemente porque estábamos enceguecidos en la guerra. Nosotros perdimos la razón, pero un día pudimos escuchar las súplicas de las comunidades. Por eso estamos aquí, decidimos acogernos a la ley y apostarle a la paz”, aseguró.

Luego de estas palabras le ofreció la mano a Quintero en un acto de reconciliación y lo invitó, en medio de los aplausos del público, a que “juntos sigamos apostándole a este propósito de construcción de paz”. El último en hablar fue César González, representante de las víctimas del sur de Bolívar, quien resaltó que “hoy nos están dando un ejemplo para que podamos todos para trabajar por la construcción de esta paz en nuestro país”.