La carta de un desmovilizado del M-19 a unas Farc sin armas

Alonso Moreno Bogotá, un exsubversivo del Movimiento 19 de Abril (M-19), insta a la guerrilla a constituir un movimiento político a “derrotar y desarticular” a las élites excluyentes del país.

Archivo EFE

“Se reincorporan a la sociedad colombiana, la cual los recibe una parte con afecto, aprecio, reconocimiento y respeto, otra con profundo desprecio, por sus muertos, dolores y odios producidos e inducidos durante estos 53 años de conflicto; se reincorporan no claudicantes, no derrotados, producto de una negociación que los muestra con visión de nación y con la capacidad de afrontar la construcción de la paz con todos los colombianos”. En estos términos, en una carta fechada este 29 de agosto, un desmovilizado de la guerrilla del M-19 que se identifica como Alonso Moreno Bogotá da la bienvenida a la vida política a unas Farc sin armas.

En la misiva, el exsubversivo da cuenta de la coyuntura social y política que enfrenta Colombia, haciendo hincapié en un país que se adentra en el posconflicto y los retos que ello implica como sociedad. De acuerdo con Moreno, con unas Farc son armas, a los “dueños del poder y de las riquezas” se les acaba “la justificación y la excusa de todos nuestros males”, mientras que para otros sectores implica reintegración y la pacificación del país.

“Deben saber compañeros que Colombia es una nación que en su historia no conoce la paz. Sin embargo, se han realizado acuerdos de paz en varios gobiernos, todos han sido incumplidos, con cruentos resultados para los acogidos y cientos de nacionales, igual ha ocurrido a lo largo de nuestra historia con los acuerdos firmados con distintos sectores sociales, todos incumplidos, los únicos acuerdos que en Colombia se cumplen, son los acuerdos entre las élites”, reclama Moreno.

El exguerrillero resalta que, a pesar de los antecedentes y los incumplimientos que advierte en su carta, debe destacarse que ahora las Farc están haciendo esfuerzos y han empeñado su palabra en continuar “la lucha por la vida, la paz, la democracia, la libertad y la justicia”.

“Se fundan como partido político, después de muchos intentos por caminar los senderos de la paz, pero los oídos sordos de este régimen oligárquico, que le hubiera podido ahorrar tantos muertos y victimas a nuestro pueblo no lo permitieron; nacen fortalecidos, producto de su coherencia, de la unidad evidenciada en los cientos de hombres y mujeres pertenecientes a la organización hoy presentes aquí”, agrega.

Según Moreno, quien les advierte a las Farc que “Colombia nunca ha sido una democracia” y que el pueblo nunca ha tenido el poder, su llegada a la vida política como organización o partido político implica “un momento histórico y de muchas definiciones”.

El exguerrillero hace alusión a la contienda electoral que recién comienza y señala que el mayor reto que enfrenta el nuevo partido es “derrotar y desarticular a este excluyente estado de élites”. Para enfrentar tal desafío, Moreno insta a convocar una Asamblea Nacional Constituyente que logre la participación de todos los sectores y que desemboque en reformas estructural para garantizar la inclusión, constituyendo “un estado democrático, superando el estado subordinado a las élites y minorías que nos gobiernan”.

“¿Compañeros de las Farc, después de décadas de lucha y todo lo que ello ha implicado, van a repetir el circulo vicioso de la “democracia” colombiana?, estoy convencido que no; por eso hablo del momento histórico y es otra de las razones que sustentan mi planteamiento y saludo de bienvenida”, precisa el exguerrillero.

 

últimas noticias

Opinión: Emancipación de la violencia

Escuche a las guardianas del Atrato