La iniciativa de educación para el posconflicto que ganó convocatoria mundial

Se trata de Coschool, una plataforma que ha llegado a zonas que fueron afectadas por el conflicto y cuyo objetivo es, entre otros, atacar la conflictividad y desconfianza y mejorar los índices educativos locales.

Agencia Anadolu

“La educación es, simplemente, el punto de partida para cualquier cambio en la sociedad, en especial la educación pública. Pero sobretodo, en un contexto como el de Colombia, lo es la educación rural, que ha estado olvidada por el Estado durante muchos años y que ahora necesita inversión, creatividad y talento”.

Henry May, director general y cofundador de Coschool, está convencido del poder de cambio que tiene la educación para cualquier sociedad, pero en especial para un país como Colombia, que a pesar de haber firmado un acuerdo de paz hace ya dos años atrás, vive aún en medio de violencia y conflictividad. 

Por tal motivo desde 2017, este británico decidió aportar un grano de arena al castillo de la paz en el país andino y desarrolló ‘Edumoción Móvil’, una iniciativa de Coschool, que salió ganadora a mediados de noviembre en la tercera versión del Misk Global Forum, en Arabia Saudita.

‘Edumoción Móvil’, resultado de cerca de 4 años de aprendizaje, fue la única idea de Colombia ganadora en dicho foro, en el que se postularon más de 3.000 proyectos visionarios y a cuya fase final solo llegaron 15. De los proyectos seleccionados, únicamente tres eran latinoamericanos (Colombia, Guatemala y Costa Rica).

¿En qué consiste? Básicamente, formación de profesores en zonas que fueron golpeadas por la guerra y en habilidades como empatía, colaboración, autoconocimiento, autocontrol, perseverancia, determinación o resolución de conflictos, entre otros. La idea detrás de los programas es apoyar el sistema educativo al incluir procesos de educación socioemocional que son accesibles, escalables y de alto impacto.

Su objetivo es atacar la desconfianza, eliminar la falta de colaboración y la individualidad. “Necesitamos escuchar al otro y unirnos. Es lo que hacemos en Coschool, y nos hemos enfocado en procesos presenciales con jóvenes y profesores”, le dijo May a la Agencia Anadolu.

Pero además, le apuestan a mejorar el bienestar de las personas y comunidades, bajar niveles de deserción escolar, mejorar puntajes académicos y niveles de acceso a educación superior.

La iniciativa ha llegado a departamentos como Chocó, Guajira, Valle del Cauca, Arauca y Guaviare, y a ciudades como Bogotá y Cali, y ha trabajado directamente con unos 15 mil estudiantes y 2.200 profesores. 

El otro año espera alcanzar otros 1.500 docentes de áreas como el Urabá antioqueño y Cauca. También tiene en la mira a ciudades estratégicas como Medellín y Manizales y otros puntos de Bogotá y Cali.

“Creemos que el punto en todo esto es la formación en habilidades sobre cómo ser un buen ser humano, cómo tratarme a mi mismo, a mi comunidad, mis compañeros, etc. Si logramos formar a los jóvenes en esas habilidades, podemos cambiar el futuro del país”, le dijo May a la Agencia Anadolu.

Coschool ha logrado alianzas tanto con el sector público a través de diferentes Secretarías de Educación y el SENA, como con entidades del sector privado, como Fundación Bancolombia, Fundación Corona, Ernst & Young, Fundación WWB, Comfenalco, Comfandi, entre otros, que han aportado recursos y apalancado el proceso.

“La educación actual no ha evolucionado lo suficientemente rápido para satisfacer las necesidades actuales. Nosotros estamos acá para ayudar a llenar ese vacío”, señala el director de Coschool al explicar que la metodología creada es un balance entre estudios teóricos específicos sobre necesidades en escenarios de posconflicto y las necesidades locales, y lo que han expresado los jóvenes y comunidades beneficiadas.

El trabajo con los profesores ocurre en dos momentos: un encuentro presencial inicial en el que se les explica cómo funciona el programa, la plataforma y los contenidos, y luego, un periodo de ocho meses en el que tienen acceso a recursos digitales, guías, tutoriales, mensajes, entre otras plataformas, tendiendo en cuenta, claro, las limitaciones tecnológicas en las diferentes regiones de los territorios. 

Actualmente, Coschool está realizando su primer estudio de impacto con 300 jóvenes en Urabá y espera conocer los alcances hasta el momento. Sin embargo, la iniciativa ha sido muy bien acogida por los pobladores.

La propuesta de este emprendedor británico participó en la convocatoria Misk Grand Challenges, de la Fundación Bill y Melinda Gates, en alianza con la Fundación Misk (de la familia real de Arabia Saudita), que busca resolver los problemas más grandes a nivel mundial con la ayuda de visionarios. Misk Grand Challenges estuvo en la búsqueda de innovadores a nivel mundial para otorgarles USD 100.000.

Esta alianza surgió hace un año atrás y tenía vigencia de cinco años para promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Sin embargo, tras el asesinato del periodista Jamal Kashoggi, los Gates decidieron apartarse a partir del próximo año del pacto con los saudíes.

Al preguntársele su postura por recibir un reconocimiento de una alianza de la que hace parte la familia saudí, May aclaró que su iniciativa seguirá en firme pues hay un contrato firmado con los Gates.

828742

2018-12-12T12:27:26-05:00

article

2018-12-12T12:27:26-05:00

mosorio1_1652

none

Agencia Anadolu

Posconflicto

La iniciativa de educación para el posconflicto que ganó convocatoria mundial

79

5802

5881