Crisis en diálogos con el Eln

Las movidas del Eln y el Gobierno para salvar los diálogos de paz

Álvaro Leyva e Iván Cepeda llevan una semana buscando fórmulas para superar la crisis. La oposición pide a Santos mantener la suspensión de los diálogos y dejar que el próximo mandatario reinicie las conversaciones. El tema hace parte de la campaña presidencial.

El presidente Juan Manuel Santos pone sobre la mesa todas sus fichas para salvar el proceso de paz con el Eln. Con la autorización para que el senador Iván Cepeda y el exasesor jurídico de las Farc, Álvaro Leyva dialoguen con el grupo guerrillero, el jefe de Estado pone toda la carne en el asador. Su mandato se agota y antes de que eso pase espera mostrar resultados prolongados en el tiempo.

Los retos para Cepeda y Leyva son complejos. Llegan en un momento en el que la confianza de la opinión pública en el futuro de los diálogos es nula por cuenta de los atentados perpetrados por el Eln en Barranquilla y Soledad. Dichos ataques, que dejaron 8 policías muertos, envían un mensaje muy diferente al que expresan los voceros de ese grupo guerrillero, quienes insisten en su voluntad de paz. 

El Espectador conoció que el presidente Santos dio el aval para que Cepeda y Leyva empezaran a dialogar con las partes hace una semana, justo después del atentado de la guerrilla a la estación de San José en Barranquilla. Lea también: Eln pide mantener diálogos de paz y aboga por un nuevo cese bilateral

Una fuente de la Casa de Nariño dijo a El Espectador que esta decisión se tomó enmarcada en un protocolo natural de los diálogos "que se activa en momentos de crisis. Cuando llegan los momentos más complejos, los países garantes y los facilitadores empiezan a buscar fórmulas con previa autorización de las partes", dijo la fuente que pidió no ser identificada. 

El Espectador supo que ya se han adelantado reuniones entre los facilitadores y los voceros de ambas partes, tanto del gobierno como del Eln. "El ambiente es difícil, pero hay voluntad de diálogo", reconoció una de las personas que ha participado de los encuentros. "Se están examinando fórmulas para destrabar la crisis y avanzar", agregó.

Los oficios de Leyva y Cepeda no son nuevos. En los diálogos de La Habana ambos se sumaron a la mesa en momentos en los que las posiciones de las partes eran diametralmente opuestas. 

En este sentido, en diálogo con El Espectador, Piedad Córdoba indicó que "generar confianza" debe ser el objetivo principal de Álvaro Leyva e Iván Cepeda.  "Sin ella es muy difícil avanzar". Para la exsenadora, los incumplimientos del Gobierno al nuevo partido político de la Farc, automáticamente "generan factores de desconfianza en los miembros del Eln".

Sin embargo, la candidata a la presidencia aplaudió la nueva apuesta que hace el Gobierno. "Todo lo que se haga en pro de la paz debe ser visto con buenos ojos. Todo lo que contribuya al acuerdo me parece positivo", dice. 

En Contexto

Martha Lucía Ramírez, candidata de la derecha a la presidencia, no está de acuerdo con Córdoba. Según dice, "vería con mucha preocupación que el reinicio de los diálogos se haga sin ninguna condición. Ni Leyva ni Cepeda tienen el talante para ponerle condiciones a la guerrilla. Esta negociación no puede seguir sin que se exija que se acabe el reclutamiento de menores de edad y el fin de la práctica del secuestro".

La política conservadora pide al presidente Santos "no negociar a las carreras, mantener la suspensión de los diálogos y dejar que el próximo gobierno continúe con la negociación, pero exigiendo condiciones". 

Por su parte, Carlos Velandia, excomandante del Eln y actual gestor de paz, explicó a este medio que la desconexión que existe en el interior de la guerrilla hace parte de "debate político interno que existe (...) los sectores mayoritarios no encuentran argumentos para convencer a los grupos más pequeños y por eso se registran actos como los mencionados". Velandia hace referencia a los atentados reconocidos por la guerrilla. 

En este sentido, Diego Cancino, politólogo de la Universidad Nacional y asesor en temas de paz, señaló que "si ya se logró un proceso con la Farc, ahora hay que lograrlo con el Eln. Apoyo la iniciativa del gobierno siempre y cuando existan compromisos de parte y parte. El Eln y el Gobierno tienen que cumplir los compromisos para que la paz se venga con toda".