Ley de amnistía supera primer debate en el Congreso

Las comisiones primeras conjuntas de Senado y Cámara le dieron un nuevo Sí al acuerdo de paz y a su implementación. El perdón a integrantes de las Farc y a agentes del Estado estará listo el 27 de diciembre.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, saluda a Imelda Daza y a los demás miembros de Voces de Paz que ayer asistieron al Congreso. Cristian Garavito - El Espectador

Con un plebiscito aún en suspenso por parte del Consejo de Estado, y los astros alineados a favor del acuerdo de paz, las comisiones primeras conjuntas de Senado y Cámara le dieron un nuevo Sí al desarrollo del proceso de paz con las Farc. Se trata de la primera ley radicada por el gobierno para implementar el texto firmado con la guerrilla el pasado 24 de noviembre. Esta decisión, irrefutablemente, comienza a despejar las dudas sobre la inseguridad jurídica en la que permanecían las Farc desde que el plebiscito sorprendió en las urnas por su derrota, el 2 de octubre. (Vea aquí el especial "A construir la paz")

Se trata de la ley de amnistía que por unanimidad –y con la abstención cantada del Centro Democrático- fue aprobada por senadores y representantes como un primer paso para implementar el acuerdo de paz. Fue un debate corto, como se esperaba que fuera bajo el procedimiento especial legislativo o ‘fast track’ que fue usado para sacar adelante esta primera norma.

El proyecto que establece las condiciones bajo las cuales se les podrá conceder amnistía, indulto y para agentes del Estado, su equivalente, cobijará exclusivamente  a quienes estén condenados o procesados por delitos políticos y conexos. Pero habrá otros casos que quedarán pendientes para ser resueltos por la Jurisdicción Especial de Paz. Por eso es tan importante que este otro proyecto sea avalado con la misma rapidez con la que se aprobó el de hoy. De hecho, el ministro de Justicia, Jorge Londoño ya radicó la iniciativa.

Los delitos son taxativos, como se aclaró en el proyecto que ahora pasa a ser debatido por las plenarias de Senado y Cámara la próxima semana. Esto significa que recaerá sobre las conductas que establece la ley y excluye, eso sí, graves crímenes de guerra, delitos de lesa humanidad, crímenes sexuales, reclutamiento, entre otros. Así que quienes, por ejemplo, estén incursos en el apoderamiento de aeronaves, naves o medios de transporte colectivo que no implique secuestro; o que hayan participado en el ofrecimiento, venta o compra de instrumentos para interceptar comunicaciones privadas serán cobijados por esta ley.

El senador de La U Armando Benedetti, ponente del proyecto de ley de amnistía, comenzó a explicar el contenido del mismo, los cambios que hubo en el texto avalados por el gobierno, y por qué conceder perdones tras un proceso de paz. Explicaciones, si se quiere, innecesarias en un Congreso ampliamente conformado por una aplastante mayoría que está del lado del Sí. No en vano, el presidente Santos se había anticipado hace ya varios meses a conformar la llamada Unidad por la Paz, de la que hacen parte todos los partidos políticos –salvo el Centro Democrático- y así garantizar los votos necesarios para sacar adelante la implementación del acuerdo.

Sin embargo, tal y como lo prometió el gobierno, hubo cambios en el proyecto avalado hoy por el Congreso. Se incluyeron cuatro propuestas adicionales que, según el propio ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, mejoraron el contenido del texto y, bajo ese supuesto “queda desmentido, como dicen algunos detractores del acuerdo de paz, que buscábamos que el Congreso actuara como un simple notario”.

La participación del Centro Democrático también estuvo llena de polémicas. El uribismo había anticipado que participaría de los debates pero la decisión de votar los proyectos aun no es clara. “Tenemos que participar en los debates y dejar muy claro que este es un acuerdo que se está imponiendo en contra de la voluntad de los colombianos y estudiaremos si vamos a votar porque hay no solo cuestiones de índole ético sino además conductas posiblemente no ajustadas a la ley”, dijo a El Espectador la senadora Paloma Valencia.                        

En todo caso, la voluntad política del Congreso para apoyar al gobierno en la implementación del acuerdo de paz es un hecho. Pese a la mayoría que demostró el uribismo en las urnas el 2 de octubre, la bancada que lidera el expresidente Álvaro Uribe sigue siendo minoría al interior del Legislativo. Por mucho, podrá lograr modificaciones al acuerdo a través de proposiciones realistas o dilatar unos cuantos minutos el debate. Las fechas están claras, y este año habrá ley de amnistía.

De acuerdo con el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, este martes será convocada la sesión plenaria a las 11a.m. y se trabajará hasta el viernes en el trámite de la Reforma Tributaria. El próximo martes 27 de diciembre será citada la plenaria del Senado para continuar con el trámite de la ley de amnistía. Y el 16 de enero se retomara nuevamente la actividad legislativa. 

Temas relacionados

 

últimas noticias