Los arhuacos celebraron ceremonia para festejar 'cierre de la guerra'

La comunidad indígena declaró su apoyo al plebiscito del 2 de octubre de cara a la defensa de sus derechos, sus territorios ancestrales y su papel de protectores de la naturaleza.

Manuel Salinas

A la par con el espaldarazo que recibió este domingo el proceso de paz por parte de la comunidad internacional –concretamente a través de U$80 millones para desminado y posconflicto– en la Sierra Nevada de Santa Marta se realizó una ceremonia indígena para celebrar el “cierre de la guerra”. (Lea: Comunidad internacional destina U$80 millones para desminado y posconflicto en Colombia)

Se trató de un solemne encuentro espiritual en el que mamos y autoridades arhuacas destacaron el acuerdo de paz alcanzado entre Gobierno y Farc en La Habana (Cuba) para ponerle fin a medio siglo de conflicto.

“Nos congregamos para hacer el pagamento por la paz (...) Es la siembra de la semilla de una Colombia que camine sin armas ni guerra”, declaró uno de los mamos al iniciar el evento, realizado en el ‘kaduko’, un sitio sagrado destinado a la realización de “conexiones” trascendentales.

Hasta allí llegaron familias arhuacas provenientes de zonas cercanas a Ilkarwa, un poblado indígena localizado a media hora de Valledupar, así como invitados del Gobierno y promotores del Sí del plebiscito que se realizará el próximo 2 de octubre para que los colombianos refrenden lo pactado tras cuatro años de negociaciones en la mesa de diálogo.

El mensaje de los mamos llamó a ordenar el pensamiento en la actual coyuntura: “Es necesario sanar y armonizar el pasado para que se pueda pensar en el futuro de la paz. Que cada persona piense la paz desde el corazón”, señalaron.

En desarrollo de este pagamento por la paz, los arhuacos advirtieron sobre los retos y riesgos del futuro inmediato de cara al posconflicto. “A nombre de la paz hablan muchos con diversos intereses. No faltan los que entienden la paz sólo para su beneficio y dejando de lado a los más pobres, a la gente del campo”.

Durante la ceremonia el pueblo arhuaco reiteró que nunca hablará el lenguaje de la guerra y declaró su apoyo al Sí como un insumo para defender sus derechos, sus territorios ancestrales y su papel de protectores de la madre naturaleza, cuidando  que los compromisos sean cumplidos.

Entre otros, al sitio concurrieron la actriz Alejandra Borrero y su colega de la Casa Ensamble Katrin Ferler; el ambientalista Gustavo Wilches; la antropóloga Ester Sanchez y el grupo de Indepaz, en cabeza de su presidente Camilo González y las colaboradoras Joana Barney y Diana Valenzuela.

 

últimas noticias