“Los negociadores son el Gobierno y las Farc”: Iglesia Católica sobre participación del uribismo

El cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, afirmó que promotores del "No" no pueden pretender negociar dado que no tienen esas facultades. Aplaudió la recepción de sus propuestas por parte del Gobierno para que las lleve a La Habana.

18 días completa el país en vilo por qué va a pasar con el proceso de paz con las Farc, luego de que los colombianos decidieran rechazar los acuerdos para poner fin a 52 años de conflicto armado entre el Estado y esa guerrilla. Las propuestas que el Gobierno recibió hasta este jueves ahora deberán ser sistematizadas de acuerdo a su viabilidad, y luego evaluadas entre las partes que integran la mesa de diálogos de La Habana desde 2012. Este ha sido uno de los puntos en que más han chocado el Gobierno, las Farc y los promotores del “No” que se impuso en el plebiscito del 2 de octubre, especialmente el uribismo, que quiere hacer una “mesa técnica” paralela a la de La Habana, para adelantar los ajustes al documento. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

El uribismo, que planteó esa posibilidad de una mesa con voceros del Centro Democrático, el Gobierno y las Farc, recibió en la mañana de este jueves el primer rechazo a esa idea, cuando la guerrilla declinó el encuentro entre el abogado de las Farc, Enrique Santiago, y los voceros del uribismo, alegando que la única mesa legítima es la que ya existe en La Habana. En ese sentido coincidió la Iglesia Católica, representada por el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). (Lea: Farc cancelaron reunión con el Centro Democrático)

Durante la instalación de Expocatólica, un certamen que busca exponer los servicios que esa comunidad presta en el país, el cardenal Salazar habló primero de la cruda guerra que ha afrontado Colombia durante más de 50 años, y afirmó que es momento de dar fin a esa confrontación armada, dada la oportunidad histórica de este proceso.

Después, el prelado ahondó en temas de actualidad de los acuerdos de paz y se refirió a la propuesta del uribismo de crear una mesa entre las tres partes. Aunque afirmó que las vías del diálogo siempre deben estar abiertas, concordó en que es un momento del proceso en que no es posible esta propuesta, debido a que los únicos con capacidades de negociar son el Gobierno y la guerrilla y no, como pretende el uribismo, entrar a negociar también. “Los negociadores son el Gobierno y las Farc y por esa razón no es bueno que la guerrilla empiece a negociar con todas las fuerzas políticas que hay en el país”, indicó el Cardenal durante su intervención.

Salazar resaltó la recepción de propuestas por parte del Gobierno, afirmando que era la mejor manera de ajustar los puntos en que no están de acuerdo los promotores del “No”, pero afirmó que dichos ajustes no pueden ser negociados directamente por el uribismo, debido a que no cuentan con las facultades constitucionales para hacerlo. “Debe ser el ejecutivo quien entregue esas propuestas a las Farc para negociarlas”, aseguró el religioso, quien pidió respetar los conductos establecidos en un proceso tan crucial como este.

Finalmente, Salazar destacó el inicio de la fase pública de diálogos con el ELN y lanzó otra pulla a los promotores del “No”, pidiéndoles no dilatar las conversaciones.

 

últimas noticias