En los territorios se quedaron esperando a los Nobel de Paz

La primera semana de febrero de 2017 se llevará a cabo en Bogotá la Cumbre de Premios Nobel de Paz. Aunque en Villavicencio y Cartagena esperaban la visita de los ilustres invitados, esto quedó sólo en el papel.

EFE

Una de las prioridades del Gobierno es construir la paz desde las regiones, en eso consiste en posconflicto. Sin embargo, aunque había la posibilidad de llevar a las ciudades de Cartagena y Villavicencio a algunos de los ganadores del Premio Nobel que tiene cita en Bogotá del 2 al 5 de febrero, esta visita se quedó en una simple promesa.


No se trata de un asunto de poca monta, a Bogotá llegarán 16 expremios Nobel y el evento contará con la participación del presidente Juan Manuel Santos, quien fue el último ganador de este reconocimiento internacional. Por eso, en las regiones  crecía el anhelo y la expectativa por tener visitantes de esta talla promoviendo la paz y la reconciliación.


Aunque poco se conocía de la intención de llevar a los Nobel de Paz a las regiones, esto quedó documentado en un acta fechada el 16 de enero, a la que asistieron 11 organizaciones promotoras de la paz y la reconciliación en la que además de comprometerse con la promoción y divulgación del evento se planteó la visita.


Señala esta acta que “El último día, 5 de febrero, es una propuesta adicional a los momentos oficiales de la Cumbre por lo que depende del interés y voluntad de los laureados de participar. Se han propuesto 3 encuentros simultáneos de diálogos cercanos entre líderes y representantes de algunos sectores que tienen por objeto un intercambio de experiencias de vida. Las propuestas han sido validadas por la Cámara de Comercio y el Secretariado de la Cumbre”.


Según conoció El Espectador movimientos juveniles por la paz y organizaciones de víctimas habían establecido un cronograma para estas visitas con el apoyo de la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos que en último momento y sin mayores explicaciones los dejó con la logística preparada.


Tal era la expectativa que incluso ya se había diseñado una agenda y el plan de trabajo para la visita a Cartagena y Villavicencio de los visitantes ilustres. (vea la agenda). Finalmente, sin mayores explicaciones, se cancelaron estos eventos.


Por este motivo, El Espectador se comunicó con la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, quien explicó que “nosotros hicimos toda la gestión por medio de la Cámara de Comercio porque eran quienes tenían línea directa con el Secretariado Permanente de Premios Nobel de Paz, pero no se pudo concretar nada por disponibilidad de los laureados”.


Sin una respuesta formal, el evento quedó empantanado y solo hasta el viernes se conocerán las alternativas frente al incumplimiento. El Plan B es que varios de estos promotores de paz en las regiones sean trasladados a Bogotá donde se llevará a cabo la cumbre de los Nobel de paz. Por lo pronto, ninguno de los 16 invitados, parece, a juicio de Gaviria, tener tiempo para ir a las regiones.


Desde el Gobierno se ha insistido que la paz y posconflicto no se vivirá en Bogotá, ni en las capitales, sino en las regiones en donde  la guerra ha sido protagonista. No obstante, la visita de los máximos defensores de la paz mundial, no saldrá de la capital.

*La visita de los Premio Nobel es organizada por la Cámara y Comercio de Bogotá, entidad que no tiene nada que ver con la posible visita de los invitados a las regiones.

 

últimas noticias

Opinión: Emancipación de la violencia

Escuche a las guardianas del Atrato