"Mayoría de colombianos apoya negociaciones de paz"

"Un número significativo de ciudadanos aceptaría una victoria electoral de los excombatientes de las Farc a nivel local", predice el informe Perspectivas sobre Colombia.

El próximo número de la serie Perspectivas desde el Barómetro de las Américas del proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP), auspiciado por la Universidad Vanderbilt, revela que la mayoría de los colombianos no es receptiva frente a la eventual incorporación de las Farc como una organización política legítima y, menos aún, frente a una posible victoria electoral de un excombatiente.

El estudio se sustentó en dos muestras. La primera es una muestra nacionalmente representativa de 1.517 adultos de 47 municipios de todas las regiones y, la segunda, es una muestra de 1.505 adultos de 63 municipios ubicados en las denominadas "zonas de conflicto".

A la pregunta "Si en las próximas elecciones locales, que son en el año 2015, un excombatiente de las Farc es elegido como alcalde de su municipio, ¿qué haría? 1) Aceptaría los resultados; 2) No aceptaría los resultados", el 53% del total de los consultados respondió que no y el 35.1% que sí; mientras que en las zonas del conflicto fue el 45.5% respondió que no y el 38.5% que sí.

Según el informe, "cuando se preguntó a los colombianos sobre el proceso de negociación con el presidente actual, Juan Manuel Santos, cerca de 60% de los encuestados en las zonas más afectadas por el conflicto apoyó la idea de negociar con la guerrilla. El apoyo a esta estrategia fue, una vez más, menor en la muestra nacional (53%), aunque sigue siendo una mayoría".

El Barómetro de las Américas también advierte que las personas que viven en zonas rurales, los más adultos y los encuestados con mayor educación son proclives a aceptar una victoria hipotética de las Farc en las elecciones locales; de la misma manera, las personas que apoyan las negociaciones de paz están dispuestas a aceptar la posibilidad de ser gobernados por un ex combatiente de las Farc.

"La probabilidad de aceptar los resultados electorales casi se cuadruplica cuando comparamos un encuestado que no apoya las negociaciones de paz en absoluto frente a quien apoya fuertemente el proceso, manteniendo todos los demás factores constante. Es evidente, entonces, que existe una fuerte conexión en la mente de los encuestados entre el proceso de paz en general y los detalles tales como la eventual inclusión formal de las Farc en la arena política de Colombia", dice el informe.

El documento rescata la voluntad de paz de los colombianos que, según sus conclusiones, se evidenció en los resultados electorales que le concedieron la reelección al presidente Juan Manuel Santos. De la misma manera, concluye que "una mayoría consistente de los colombianos en efecto, apoyan una solución negociada” y que “si bien aún queda un poco de resentimiento y de oposición a las Farc, sí existe una predisposición subyacente entre muchos colombianos, en particular los de las zonas de conflicto, a aceptar una solución política al conflicto, incluso si esto significa aceptar una victoria electoral de las Farc".