"Mecanismo de verificación del cese al fuego está colapsado": ELN

Aunque aseguró que existen falencias que están poniendo en riesgo lo pactado, la guerrilla mostró su disposición de negociar un nuevo cese al fuego bilateral.

AFP

A través de una serie de mensajes en la red social Twitter, el ELN explicó las razones de su retiro del Mecanismo de Veeduría y Verificación del cese temporal pactado con el gobierno y aseguró que existen muchas falencias que están poniendo en riesgo lo pactado por los equipos negociadores en la mesa de diálogos de Quito (Ecuador).

Según la guerrilla, el mecanismo está colapsado "a causa de las posiciones intransigentes que mantienen los delegados de @JuanManSantos; lo que hace más complejo y riesgoso cumplir el cese bilateral, pactado para que dure hasta el próximo 9 de enero".

Señalan además que el mecanismo, compuesto por representantes de la Onu, la iglesia, el Gobierno y el ELN, no pudo cumplir su mandato de prevenir e informar incidentes que pusieran en riesgo el cese suscrito el 4 de septiembre: "Solo 5 de los 40 casos entregados a la instancia nacional fueron evaluados y calificados. El Mecanismo de Veeduría y Verificación tampoco pudo emitir recomendaciones a las partes, para prevenir y atender posibles incidentes o violaciones del acuerdo, como estaba estipulado en su mandato".

Asimismo, sostiene el ELN, el gobierno ha desconocido e invalidado el mecanismo al adjudicarse "unilateralmente la potestad de determinar cuáles hechos o actuaciones del ELN están en contravía del acuerdo del Cese al Fuego Bilateral, sin acudir al Mecanismo de Veeduría y Verificación".

Para la guerrilla es claro que las actuaciones del gobierno ponen en riesgo el acuerdo del cese “pues van en contravía de las reglas y compromisos suscritos de evitar incidentes armados entre la Fuerza Pública y el ELN”. Un reclamo que, aseguran, se evidencia en las operaciones ofensivas que se han desplegado en contra de estructuras de la guerrilla.

“El gobierno unilateralmente, ha desplegado operaciones ofensivas contra el ELN. El 27 y 30 de octubre de 2017, realizó ataques a dos campamentos en los departamentos de Chocó y Norte de Santander.  El gobierno unilateralmente, ha aumentado sus operaciones de copamiento militar y operaciones de registro y control, en lugares donde se encuentra nuestra fuerza de manera permanente”.

 

 

Finalmente la guerrilla reiteró su voluntad de cumplir el acuerdo de Cese al Fuego, hasta el 9 de enero de 2018, y la disposición de discutir y pactar, en el próximo ciclo de negociaciones en Quito (Ecuador), otro cese al fuego “que supere las falencias del actual acuerdo de Cese al Fuego Bilareral Temporal y Nacional.  Los delegados del ELN, están dispuestos a acudir ante cualquier convocatoria que realicen los jefes de Delegación de la Mesa pública de conversaciones, para abordar los asuntos de su mandato”.