La movilización en contra del proceso de paz

Las movilizaciones se realizaron en las ciudades de Bogotá, Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, Villavicencio, Santa Martha, Cúcuta, Montería y Popayán.

Centenares de personas marcharon este sábado en varias ciudades de Colombia para cuestionar las negociaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las guerrillas de las Farc y exigir que se alcance la paz sin impunidad para los insurgentes.

La marcha, organizada por el movimiento "Colombia Quiere" y respaldada por el partido Centro Democrático, que lidera el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, se realizó simultáneamente en las principales ciudades colombianas.

"Es mejor protestar a tiempo que permitir que le entreguen el país al terrorismo", dijo Uribe en la red social Twitter. Uribe encabezó la marcha en Medellín, una de las manifestaciones más concurridas.

"Unidos somos más, paz sin impunidad", corearon los participantes en las marchas que también se realizaron en las ciudades de Bogotá, Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, Villavicencio, Santa Martha, Cúcuta, Montería y Popayán.

Uribe, otrora padrino político de Santos, se convirtió en su más férreo opositor después de que éste iniciara el proceso de paz con las Farc en noviembre de 2012 en La Habana, sin un cese del fuego bilateral.

Por su parte, el exvicepresidente y precandidato a la alcaldía de Bogotá por el Centro Democrático, Francisco Santos, aseguró que el gobierno dividió al país "al acceder a todo lo que las Farc quiere".

"Aquí un mensaje para el presidente y los medios de comunicación y es que tiene que escuchar a los que están en desacuerdo con las políticas del gobierno. Tienen que escuchar a los que quieren una paz con justicia", dijo el exvicepresidente Santos.

Hasta ahora las Farc y el gobierno han consensuado tres de los seis puntos de la agenda de paz: reforma agraria, participación política de los desmovilizados y narcotráfico, y quedan pendientes la reparación de las víctimas, el desarme y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.

Durante más de medio siglo, el conflicto armado colombiano ha dejado más de 220.000 muertos y al menos 5,3 millones de desplazados por la violencia, según cifras oficiales.