Narradores del conflicto

Este jueves se presentan en La Habana los 12 expertos y dos relatores que tendrán la tarea de contar qué ha pasado en la guerra colombiana.

Humberto de la Calle, jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos de paz, en su declaración a la prensa, ayer en La Habana. / AFP

La ronda 27 de los diálogos, que se inició el pasado 12 de agosto, ha sido sin duda la más transcendental que se ha desarrollado en los casi dos años que lleva el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc en La Habana. En esta ronda viajaron por primera vez a la isla las víctimas. También llegará mañana a Cuba el primer grupo de militares activos que compondrán la subcomisión que va a discutir el fin del conflicto. Y al mismo tiempo, hoy la mesa de conversaciones dará a conocer los nombres de los 12 expertos y dos relatores que tendrán a su cargo la comisión histórica del conflicto y sus víctimas, que fue cuestionada por el procurador Alejandro Ordóñez (ver arriba)

Dicha comisión, como lo informaron las partes en el comunicado conjunto número 40 del pasado 5 de agosto, tendrá como objeto “contribuir a la comprensión de la complejidad del contexto histórico del conflicto interno” y ofrecer recomendaciones a las partes para avanzar en la construcción de un acuerdo en los puntos que aún no tienen consenso. Los 12 expertos tienen que entregar en cuatro meses un “informe que combine profundidad y concisión”.

El Espectador conoció algunos de los nombres que integrarán la comisión histórica del conflicto y sus víctimas (CHCV), que será dada a conocer hoy. Entre los intelectuales están el escritor Alfredo Molano Bravo, el antropólogo y profesor de la Universidad Nacional Darío Fajardo Montaño, el filósofo y catedrático Sergio de Zubiría, el historiador Renán Vega, el británico y también historiador Malcolm Deas, la politóloga María Emma Wills, el antropólogo Francisco Gutiérrez y el sociólogo francés Daniel Pecaut, del que se dice sería más exactamente uno de los dos relatores.

Estos expertos tendrán que entregar un informe de una extensión delimitada por la mesa de diálogos cuatro meses después de instalada la comisión, y en ese documento deberán dar cuenta de tres puntos: “Los orígenes y las múltiples causas del conflicto; los principales factores y condiciones que han facilitado o contribuido a la persistencia de la guerra, y los efectos e impactos más notorios del conflicto sobre la población”. Una vez el documento sea entregado, los relatores elaborarán una síntesis que acompañará dicho informe.

La idea es que toda esa información sirva de insumo para la comisión de la verdad que se cree una vez se alcance un acuerdo final de terminación del conflicto. Por eso, el objetivo es que el informe incluya una mirada amplia del conflicto y de las responsabilidades de quienes hayan participado o tenido incidencia en él. Sin embargo, los alcances de estos documentos dejan claro que no podrán “atribuir responsabilidades individuales y no debe ser escrito con el propósito de producir efectos jurídicos”.

De igual manera, los relatores tendrán la obligación de presentar una síntesis de cada uno de los informes elaborados por los expertos y tendrán que incluir tanto “los consensos como los disensos y la pluralidad de visiones de los expertos, y debe ser fiel a los documentos entregados por ellos”. Según los lineamientos de
funcionamiento de la comisión, los expertos podrán entregar trabajos individuales o colectivos, y serán ellos mismos quienes definan la metodología y el cronograma para la construcción y entrega de los documentos. Eso sí, los informes finales tendrán que ser entregados en diciembre de este año y están enmarcados en el desarrollo de la discusión sobre las víctimas del conflicto armado que se lleva a cabo actualmente en La Habana.

Con la instalación de esta comisión del conflicto y sus víctimas, la mesa de diálogos da un paso hacia la construcción de una interpretación histórica de lo que ha sucedido en 50 años de guerra entre el Estado y la insurgencia. Es sin duda el primer paso hacia la comisión de la verdad y el primer impulso para descorrer el velo de lo que los expertos llaman “memoria histórica”. Así lo hizo saber ayer el jefe del equipo negociador de las Farc, Iván Márquez, durante su intercambio con la prensa en Cuba.

“Anuncio también que la comisión histórica del conflicto y sus víctimas será puesta a funcionar mañana, la cual estará compuesta por 12 personas expertas y unos relatores que hablarán de las causas y orígenes del conflicto armado colombiano y de quiénes son los responsables. Necesitamos esta verdad para que construyamos la paz sobre ese cimiento sólido de la verdad”, enfatizó.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Una visita a la casa de los muertos