No hay que confundir decisiones sobre desescalamiento con condiciones de cese el fuego: De la Calle

El jefe del equipo Negociador del Gobierno aseguró que "la oportunidad de terminar el conflicto está viva" y que el piloto de desminado en el Orejón, Antioquia, avanza exitosamente.

AFP

El jefe del equipo negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, celebró el acuerdo que se logró con las Farc este domingo para iniciar el desescalamiento del conflicto en el país desde el próximo 20 de julio, día en que las Farc iniciarán su cese el fuego unilateral que durará cuatro meses.

“Es una buena noticia que debe recuperar la esperanza de los colombianos, en momentos en que, como hemos reconocido, ha aumentado el escepticismo (…) la agilización de las conversaciones y las medidas de desescalamiento que sean tomadas por el Gobierno, deben avanzar a la par. En tanto las conversaciones tomen una nueva dinámica, así también lo harán las medidas para desescalar”, aseguró De la Calle.

Dijo que las medidas que tome el Gobierno frente a este dependerá exclusivamente del comportamiento y el cumplimiento de las Farc al cese el fuego unilateral y sin desproteger los derechos de los colombianos.

“No hay que confundir las posibles decisiones sobre desescalamiento, que se tomarán para aliviar el sufrimiento de los colombianos, con las condiciones de un cese de fuego y hostilidades definitivo, el cual solo podría ser aplicado con verificación, en un marco de seriedad y de garantías para todos los colombianos”, aclaró De la Calle.

Informó que desde la fecha trabajarán en los temas más difíciles que comprenden la agenda de los diálogos de paz como lo es la justicia, el cese el fuego bilateral y definitivo, dejación de armas y garantías de seguridad. Recalcó que la posibilidad de iniciar el cese bilateral definitivo dependerá además, de los resultados en estos temas, especialmente justicia. "Debemos estar seguros que en esas materias hay aproximaciones sustanciales".

Frente al análisis del cese el fuego bilateral reveló que a la Subcomisión que tiene a cargo el estudio del cese el fuego bilateral y definitivo, llegarán invitados extranjeros como delegados del Secretario General de Naciones Unidas y de Uruguay, y también el presidente pro tempore de Unasur, quienes tendrán la labor de verificar y monitorear este tema.

“La oportunidad de terminar el conflicto está viva. No podemos perder la oportunidad de dar por terminado el más largo conflicto interno del hemisferio occidental”, finalizó el jefe del equipo negociador del Gobierno.