Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas

“No hay plata para empezar a funcionar”: Directora Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas

Luz Marina Monzón, directora de esa unidad, dice que se ha visto sorprendida por la burocracia del Estado. Advierte que es imposible que se empiece a operar antes de que se acabe el mandato del presidente Santos. “No sé cuáles son las prioridades del nuevo Gobierno”, dice.

Gustavo Torrijos - El Espectador

El pasado 20 de febrero, Luz Marina Monzón estuvo en la Casa de Nariño posesionándose como la primera directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, componente creado por mandato del acuerdo de paz suscrito con las Farc.

Cerca de cuatro meses después, el funcionamiento de esta unidad está estancado y la puesta en marcha de este mecanismo, depende de dos firmas. La del ministro de hacienda, Mauricio Cárdanes; y la del presidente, Juan Manuel Santos. Esto, teniendo en cuenta que el ministro de justicia, Enrique Gil Botero, ya firmó.

Por decreto, la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, tendría que empezar a operar el próximo 15 de julio, sin embargo, a dos días de que se cumpla esa fecha, los recursos solicitados por Monzón no han sido aprobados.

“Se solicitaron 104 mil millones y el Ministerio de Hacienda nos comunicó en una carta que el techo presupuestal otorgando para la Unidad era de 35 mil”, explicó la funcionaria en diálogo con El Espectador. (Vea también: Video: ¿Cómo participarán las familias para buscar a los desaparecidos?)

Desde Tumaco, lugar en el que se realizó la Audiencia Pública sobre desapariciones forzadas, coordinada por el Colectivo Orlando Fals Borda, la funcionaria pidió al Ministerio de Hacienda una explicación al respecto. “Me pidieron un estudio para justificar el presupuesto solicitado, ahora, me gustaría entender en qué se basan ellos para decir que con ese dinero ($35 mil) la Unidad puede empezar a funcionar”.

Según Monzón, “se supone que hoy iban a hacer las correcciones de la justificación que nosotros entregamos, pero hasta ahora, no he recibido nada”.

Agrega que “hay unos recursos que también hay que pedirle al estado que tienen que ver con la inversión.  Es plata que se solicita cosas que no son frecuentes, ahí pedimos 95 mil millones, y nos notificaron ayer, que habían aprobado $30 mil- (…) la unidad no tiene plata. En realidad, no tiene plata. Esta es la plata que te anuncia, el gobierno va a radicar en un proyecto de ley. Cuando lleguen al Congreso, es decir, cuando llegue el nuevo Gobierno, empieza la pelea también. Y el nuevo Gobierno establecerá sus prioridades, y yo no sé cuáles son las prioridades del nuevo Gobierno”. (Le puede interesar: Más de 500 nuevos casos documentados de desaparición en manos de la Unidad de Búsqueda)

¿Hay posibilidades de que la Unidad empiece a operar antes de que se acabe este Gobierno?

Ninguna. Lo que espero es que el Gobierno deje por lo menos firmados los decretos de nomenclatura, de planta y de estructura. Ahí vienen los cargos, la cantidad de personas, el tipo de cargas y la manera cómo va a funcionar la unidad, eso, si lo firman, es un compromiso y el Gobierno siguiente tendrá que cumplirlos.

Pero si eso no queda firmado, el siguiente Gobierno puede decir que todo lo que hemos hecho toca volverlo a empezar.

¿Harán trizas el acuerdo?

No creo, pero pueden debilitar cosas que son vitales para las víctimas. El problema es que la desaparición no logra transmitirle a la gente. La gente no tiene claro qué es eso. Hay mucho desconocimiento sobre el tema, se confunde con el secuestro.

Entonces si no se sabe en qué consiste la desaparición, pues menos se va a atender asuntos relacionados con la búsqueda, que es una necesidad.

¿La Unidad hoy tiene oficinas?

Nosotros recibimos en febrero un apoyo aprobado por un fondo multidonante de Naciones Unidas y empezamos a funcionar, a contratar personas de apoyo (14) y en mayo, el Gobierno entregó $3 mil millones para esas 14 personas y para gastos de funcionamiento. Eso es hasta ahora lo que ha entregado el Gobierno.

¿Qué seguiría entonces?

La idea es que ahora con la plata que se apruebe, se haga un poblamiento progresivo.  La propuesta del Viceministerio de Hacienda, que es una propuesta razonable, es poblar en este año el 30%, el próximo año el 50%, y el en 2020, el 20%. y eso está bien. Porque progresivamente se pueden ir atendiendo las necesidades que se van presentado. Pero para eso hay que poner plata porque de lo contrario no vamos a poder operar.

¿Entonces qué hace la Unidad por estos días?

Buscando la plata y esperando que se firmen los decretos, si todo fluye eso estaría listo entre lunes y martes. Ya firmó Función Pública y el Ministerio de Justicia, hasta el momento no ha firmado ni el Ministerio de Hacienda, ni Presidencia.

¿Se imaginó tanta burocracia antes de aceptar el cargo?

No porque no vengo del Estado. Esta parte de estos trámites como tan lentos, tan técnicos, no me los imaginaba. Pensé que la Unidad se podía crear más rápido. Me sorprende.

Usted se posesionó en febrero, pero ya venía adelantando la estructura de la Unidad y la justificación que le entregó al Ministerio de Hacienda ¿Ese trabajo lo hizo gratis?

 (Risas) Sí. De alguna manera. Estoy trabajando en esto sin plata desde el día que me eligieron. Cuando me posesioné ya cambió el asunto. Ha sido difícil entender las dinámicas, pero yo tengo ganas de que esto funcione.

Las víctimas me han enseñado, además de la paciencia, resistencia, resiliencia y dignidad.