"No hay una orden de suspensión de los bombardeos": Óscar Naranjo

El general (r) hizo esta precisión al referirse sobre la decisión del presidente Santos de iniciar la discusión del cese al fuego bilateral y definitivo con la guerrilla.

El equipo negociador del Gobierno con las Farc hizo algunas precisiones sobre las instrucciones que dio el presidente Juan Manuel Santos de iniciar la discusión del cese al fuego bilateral y definitivo con la guerrilla.

Desde la Casa de Nariño, el general (r) Óscar Naranjo, parte del equipo que está negociado con las Farc en Cuba, aclaró que la decisión del Jefe de Estado no ha implicado una suspensión de los operativos contra este grupo subversivo.

De hecho, insistió que no hay una orden de suspender los bombardeos que las Fuerzas Armadas adelantan contra las Farc.

Una decisión de suspensión de los bombardeos no se ha dado. Lo lógico es que en la medida en que este proceso tome madurez, seriedad y avancemos de manera integral sobre los puntos de esa agenda en el marco de una lógica de desescalamiento que tenga como propósito poner punto final al conflicto, el señor Presidente tomará medidas sobre ese particular pero en el entretanto tenemos que decir que no hay una orden de suspensión de los bombardeos”, explicó.

¿Dejarán las FF.AA. de proteger a los campesinos?

En el mismo sentido, Naranjo dijo que está garantizado que las Fuerzas Armadas continuarán defendiendo a la población civil.

“A los colombianos hay que decirles que la decisión del presidente Santos, que es un mandato Constitucional, es que la Fuerza Pública esté desplegada en todo el territorio para garantizar la vida, honra y bienes de los colombianos y para protegerlos…en ese sentido no hay ninguna decisión que haya alterado la determinación gubernamental”, aseguró.

¿En qué consiste el desescalamiento?

El general (r) explicó hacia qué apunta el proceso de desescalamiento que anunció el miércoles en la noche el presidente Juan Manuel Santos.

Poner fin a un conflicto significa de manera fundamental llegar al establecimiento de un cese bilateral y definitivo del fuego y de las hostilidades pero eso significa al mismo tiempo ver ese punto final como parte de un proceso y éste pasa por desescalar el conflicto”, señaló.

Según Naranjo, el Gobierno ha sido claro en su interés para que se vayan tomando decisiones que le quiten fuerza a la capacidad de generar violencia en Colombia.

Todo esto significa por ejemplo que deberíamos abocarnos de manera directa y con carácter de urgencia al tema del desmonte de los campos minados”, indicó.

Y añadió: “También se deben buscar medidas como la búsqueda de personas desaparecidas en el marco del conflicto e igualmente la proscripción en Colombia para que ningún niño participe y sea reclutado para la guerra”.

El oficial (r) señaló que se están buscando todas las medidas que sirvan para ir superando tantas décadas de violencia.