"No se trata de creerle a las Farc, se trata de creerle al proceso”: Sergio Jaramillo

El Alto Comisionado para la Paz hizo las declaraciones durante la segunda jornada del foro "Construyendo paz en las regiones" que se lleva a cabo en Neiva.

Durante un encuentro regional en el departamento del Huila, Sergio Jaramillo invitó al país a darle una oportunidad a los diálogos de paz pese a las dificultades que se presentan.

Por cuenta de los recientes atentados protagonizados por la guerrilla de las Farc y las acciones violentas que han emprendido en el sur del país, el Alto Comisionado para La Paz, Sergio Jaramillo, realizó un llamado para ‘darle una oportunidad’ a los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana (Cuba).

De acuerdo con Jaramillo –quien participó en un encuentro regional a favor de la paz en Huila– las conversaciones son una oportunidad para cambiar las condiciones de violencia en los territorios, especialmente en el departamento.

“Pocos departamentos como el Huila y quizá ninguna ciudad capital como Neiva ha sufrido el conflicto en carne propia. Yo entiendo que para quienes han vivido tan de cerca la violencia sea inimaginable que se pueda acabar. Esto no se trata de creerle a las Farc, se trata de creerle al proceso y de construir una visión de paz”, manifestó el Alto Comisionado.

En el encuentro Jaramillo se refirió al polémico punto de las zonas de reserva campesina y explicó que ha sido un tema con el que se han buscado tergiversar los acuerdos de la Mesa de Conversaciones.

“El Gobierno está a favor de todas las formas de asociatividad y cooperativismo que quieran utilizar los campesinos. Pero no seriamos el Gobierno y las Farc los que decidan si deben usarse zonas de reserva campesina, ni cuántas, ni en dónde. Eso es una decisión de la gente en los territorios. Así que ese mito de que en La Habana se dijo que van a hacerse 30 zonas de reserva campesina es falso”, señaló Jaramillo.

De otro lado, el Comisionado defendió el papel central que han tenido las víctimas en el proceso y recordó la importancia de los principios acordados para la discusión de ese punto de la agenda, de cara a reconocer una dimensión individual y una dimensión colectiva y territorial.

Sergio Jaramillo agregó que desde ya el país debe prepararse para la paz, precisando los desafíos que implican una terminación del conflicto y el establecimiento de una paz duradera.

“El primer reto es la seguridad, pero también se debe pensar en el modelo de reincorporación de las guerrillas; el trabajo de la institucionalidad y la financiación, ya que la paz de Colombia debe ser una paz de recursos. El mayor reto de todos es poder imaginar que esto puede cambiar”, agregó el Alto Comisionado.