ONU dice que está dispuesta a apoyar el acuerdo entre Gobierno y Farc

Ban Ki-moon y su equipo tienen previsto analizar próximamente en mayor profundidad esos acuerdos, explicó el portavoz de ese organismo.

La ONU confirmó que ha recibido la petición de Colombia para organizar una misión que verifique el alto el fuego definitivo con las Farc y avanzó que está dispuesta a apoyar ese acuerdo.

"Puedo confirmar la recepción de una carta sobre este asunto. Sin duda damos la bienvenida al progreso logrado entre el Gobierno de Colombia y las Farc y estamos tratando de apoyar el acuerdo", dijo el portavoz Farhan Haq, preguntado en una conferencia de prensa.

Haq, que dijo que la Secretaría General de Naciones Unidas ofrecerá una reacción más completa a lo largo del día, dejó claro que la organización está "dispuesta a apoyar" los pactos alcanzados en el marco del proceso de paz colombiano.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y su equipo tienen previsto analizar próximamente en mayor profundidad esos acuerdos, explicó el portavoz, que dijo esperar que el Consejo de Seguridad haga lo propio por su parte.

El presidente Juan Manuel Santos, anunció este martes el envío de una solicitud al máximo órgano de decisión de la ONU para que organice una misión que verifique el alto el fuego bilateral y definitivo con las Farc, tal y como las partes acordaron en La Habana, sede de las negociaciones para el fin del conflicto.

Santos destacó el carácter "tripartito" de la verificación, que estará compuesta por observadores del Gobierno, de la guerrilla y enviados internacionales procedentes "de los países miembros de la CELAC, es decir, de los países de América Latina y el Caribe".

"¿Y cómo se escogerán los países? Los países los escogerá Naciones Unidas en consulta con la Mesa de Conversaciones de La Habana y siguiendo las prácticas habituales para este tipo de misiones en todos los procesos de paz en el mundo", comentó el presidente colombiano.

Esos precedentes internacionales establecen, por ejemplo, "que no participen los países limítrofes", por lo que quedarían excluidos en principio Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil y Panamá.

Santos subrayó que se tratará de "observadores no armados",
que no será una misión de mantenimiento de la paz de cascos azules y valoró que recurrir al Consejo de Seguridad tiene importantes ventajas, entre las que destacó su agilidad o el hecho de que sea un mecanismo que "garantiza la financiación de la misión".

Temas relacionados