Papa hace un llamado para que no se detengan los diálogos de paz con Farc

El sumo pontífice reiteró que está dispuesto a ayudar a acabar este conflicto que ha causado muchos muertos, "se habla de millones".

AFP

El papa Francisco se mostró preocupado en este momento por la posibilidad de que se detenga el proceso de paz en Colombia durante la rueda de prensa en el avión en el que regresaba de su viaje por Bolivia, Ecuador y Paraguay.  "Yo me auguro que este proceso de paz siga adelante", deseó.

Aunque reiteró, como ya lo hizo al presidente Juan Manuel Santos en su reciente visita al Vaticano, su disponibilidad a ayudar. "Hay muchas formas de ayuda, pero sería una cosa fea que no pueda ir adelante", dijo.

Y dijo que "hay que rezar para que no se detenga ese proceso de un conflicto que dura 50 años y que ha causado muchos muertos, se habla de millones".

Sobre la situación entre Colombia y Venezuela, explicó que la conferencia episcopal trabaja para crear un poco de paz, "pero que no hay ninguna mediación".

Además aseguró que en el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba no hubo una mediación del Vaticano sino que se produjo por la buena voluntad de ambos países.

El papa respondió así a una pregunta sobre si la Iglesia medió entre esos países y la posibilidad de hacerlo en otros como Colombia y Venezuela.

"El proceso con Estados Unidos no fue mediación, no tuvo carácter de mediación. Había un deseo que llegó del otro lado también", afirmó.

El pontífice argentino desveló que todo comenzó en enero del año pasado cuando se preguntó: "¿Qué puedo hacer con estos dos que desde hace más de 50 años que están así?  "Los dos grupos se hablan. Sucedió. No hubo mediación, fue la buena voluntad de los dos países. El mérito es de ellos, que hicieron esto. Nosotros no hicimos casi nada, solo pequeñas cosas.

A mediados de diciembre se anunció que se rompía el hielo entre Washington y La Habana y "ésta es la historia. En serio, no hay más".

También habló de derechos humanos, y denunció que "no se respetan en muchos países del mundo".

Y comentó al respecto que incluso en algunos países europeos "no dejan mostrar los símbolos religiosos".