Paraguay mantiene orden de captura contra dos negociadores de las Farc

Rodrigo Granda y Hermes Aguilar son buscados por el secuestro de Cecilia Cubas, hija de un expresidente guaraní.

Paraguay mantiene en vigor la orden de captura internacional contra dos miembros de las Farc que participan en las negociaciones de paz con el Gobierno de Colombia y que son buscados por el secuestro de Cecilia Cubas, hija de un expresidente paraguayo.

El jefe de Interpol Paraguay, Silvio Escobar, dijo haber comunicado a la Secretaría General de la Interpol "que sigue vigente la orden de captura" tanto para Rodrigo Granda, alias "el Canciller de las Farc’, como para Orlando Jurado Palomino, alias ‘Hermes Aguilar’.

Ambos forman parte del equipo negociador de las Farc, el primero como titular y el segundo como suplente, en las negociaciones que comenzaron este jueves en la capital noruega y que continuarán en noviembre en Cuba.

Granda y Jurado Palomino son requeridos por la Fiscalía paraguaya por su presunta implicación en el secuestro en septiembre de 2004 cerca de Asunción de la hija del expresidente Raúl Cubas (1998-1999), Cecilia, que fue hallada sin vida en febrero de 2005 pese a que la familia había pagado un rescate.

Según la Justicia paraguaya, los miembros de las Farc participaron en el entrenamiento de los responsables paraguayos del secuestro y también en las negociaciones sobre el rescate.

Por este caso han sido condenados una veintena de paraguayos, entre ellos presuntos miembros del proscrito Partido Patria Libre, del que después se escindió el EPP, un grupo armado que opera actualmente en las regiones boscosas del nordeste paraguayo.

El comisario Escobar reconoció que en estos momentos sería difícil que se pueda concretar la detención de Granda y Palomino, pues prevalecen criterios políticos sobre los jurídicos y el proceso de paz en marcha les otorga una especie de protección diplomática.

Sobre el EPP, el presidente paraguayo, Federico Franco, reiteró hoy en una rueda de prensa que su Gobierno "no va a negociar" con el grupo sino que "va a combatir frontalmente y tratar de terminar con este flagelo".

"Cuando nos quieren provocar con la fuerza, el Estado paraguayo va a responder con esa misma reciprocidad y este es un mensaje para los miembros del EPP", remarcó.