Proceso de paz puede pasar "del limbo al infierno" si no hay acuerdo pronto: Iván Márquez

El jefe del equipo negociador de paz de las Farc dijo que la guerrilla está dispuesta a renegociar el acuerdo final pero en un tiempo limitado. Destacó la decisión del presidente de prolongar el cese el fuego hasta diciembre.

EFE

El jefe del equipo negociador de paz de las Farc, Iván Márquez, reiteró la disposición de la guerrilla para renegociar el acuerdo final aunque dejó en claro que no puede ser por un largo tiempo porque puede ser perjudicial para el proceso de paz.

“Renegociar el acuerdo es complejo pero lo podemos analizar. No podemos permitir que se dilate en el tiempo porque corremos el riesgo de que el proceso de paz termine mal, está en el limbo (…) y si se nos muere este proceso, el limbo puede pasar al infierno y por eso tenemos que salvar este proceso de paz”, aseguró Márquez en entrevista con Daniel Coronell en Univisión.

Dijo que son conscientes de que deben ser escuchadas todas las partes pero en un lapso de tiempo no muy amplio “es complejo porque si nos invirtió más de cuatro años de negociación llegar a un acuerdo” no se puede permitir tardar el mismo tiempo para analizarlo. (Lea: “Alivio judicial” del uribismo a los militares incluye penas de máximo cinco años de cárcel)

“Iván Márquez” aprovechó para destacar el gesto del presidente Juan Manuel Santos de ampliar el cese el fuego bilateral hasta fin de año, descartando el pronunciamiento que días antes generó zozobra en los colombianos cuando afirmó que el cese de hostilidades iba hasta el 31 de octubre.

“Afortunadamente el presidente Santos extendió el cese el fuego hasta el 31 de diciembre lo que nos indica que está en plena vigencia el acuerdo final”, agregó.

Frente a cuánto cederán las Farc en la renegociación, señaló que “lo que sea positivo y refuerce el acuerdo” porque para la guerrilla el acuerdo final rechazado por la mayoría de colombianos en el plebiscito por la paz “contiene los elementos necesarios para establecer una paz estable y duradera”.

La preocupación de la guerrilla en la actualidad se basa en cómo sostener a sus combatientes durante este tiempo en que el proceso de paz está en el limbo, ya que en medio del cese el fuego las extorsiones, el narcotráfico, entre otros, fueron supuestamente dejadas en el olvido. “Vamos a tener que recurrir a organizaciones internacionales para sostener a nuestro Ejército en tregua porque es costoso”.