Procurador recomienda levantarse de la mesa si Farc insiste en Constituyente

Desde Medellín, Alejandro Ordóñez volvió a arremeter contra el marco jurídico para la paz.

Archivo El Espectador

Alejandro Ordóñez Maldonado, procurador General de la Nación, dijo que si la guerrilla de las Farc insiste en una Asamblea Nacional Constituyente, en desarrollo de los diálogos de paz que se adelantan en La Habana, Cuba; el Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos, debería pararse de la mesa de conversaciones. 

"El Gobierno debe ser totalmente claro, contundente y no dejar la más mínima duda. Si la condición de las Farc es la Asamblea Constituyente el Gobierno no puede seguir dialogando y eso lo tiene claro la sociedad, eso lo tienen claro las víctimas, eso sería enviar un mensaje dramático de que la violencia sí paga", (…) ", precisó el procurador Ordóñez.

"Nos dicen que se trata de tragarnos unos sapitos, pero los sapos están envenenados y sería catastrófico para el país", afirmó el procurador durante la clausura del congreso de Andesco, en Medellín.

"Las instituciones no las diseñan las bandas armadas, o no se diseñan con las bandas armadas porque ello sería enviar un mensaje dramático de que la violencia sí paga", expresó el jefe del Ministerio Público.

Aunque Ordóñez reconoce que el camino que viene para la guerrilla es hacer política, insistió en que "solo lo podrán hacer (participación política) quienes no sean responsables de delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra y, ni siquiera, una asamblea constituyente podría superar ese obstáculo insalvable".

Sobre el pronunciamiento de ‘Pablo Catatumbo', quien se refirió a que la guerrilla dejará las armas, en un eventual acuerdo de paz, pero no las va a entregar, el funcionario dijo que “la paz no puede ser armada” y por ello rechazó categóricamente la propuesta. "Si no entregan las armas ellos no pueden participar en política. No puede haber una paz armada, ni un partido político armado", explicó.

Ordóñez reiteró su posición frente al marco jurídico para la paz, lo calificó como lo más cercano a la impunidad, donde los guerrilleros podrían beneficiarse de indultos y amnistías.
 

 

últimas noticias

Opinión: Emancipación de la violencia