En próximas horas Gobierno definiría plazos para proceso de paz

El presidente Santos alista reunión con el equipo negociador de La Habana para establecer las fechas de culminación de las negociaciones con las Farc.

El jefe negociador en La Habana, Humberto de la Calle, y el presidente Santos. / SNP

Después de que el viernes de la semana pasada el presidente Juan Manuel Santos señalara que llegó la hora de ponerle plazos al proceso de negociación que se adelanta en La Habana- a raíz del ataque de las Farc que dejó 11 soldados muertos-. Este lunes se conoció que en las próximas horas el Gobierno establecerá una fecha para definir la culminación de las negociaciones con el grupo guerrillero.

Así el Gobierno, en cabeza del mandatario, alista una reunión de alto nivel con los miembros del equipo negociador para discutir el cronograma de la agenda de paz que evitaría dilaciones de los diálogos. Así mismo se establecerían las condiciones de dichos plazos.

La decisión busca evitar nuevos episodios como el ataque de las Farc del martes pasado en zona rural del municipio de Buenos Aires, norte del Cauca, en el que murieron once militares. Las consecuencias de la emboscada en un principio fue la orden de reanudar los bombardeos contra los campamentos guerrilleros, suspendidos hace poco más de un mes como un gesto de contribución al desescalamiento del conflicto. Ahora se discutiría las fechas de un ultimátum que varios sectores del país han apoyado.

La jefatura de prensa de la Casa de Nariño afirmó en comunicación a periodistas que esta noche no hay programada una reunión extraordinaria en el Palacio. Sin embargo, fuentes consultadas por El Espectador señalaron que se producirá este martes. 

De hecho este lunes el partido conservador realizó a una reunión para abordar el tema y fijar su posición frente a los hechos e indicaron que ratificaban “el apoyo de una salida negociada al conflicto, como tradición histórica del Partido Conservador, para lograr la paz que tanto anhelan los colombianos”, sin embargo resaltaron la necesidad de un ultimátum que, recordaron, “fue una insistencia permanente desde el Partido en la campaña presidencial como una de las condiciones fundamentales en el marco de las negociaciones”.

Este mismo lunes el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, se sumó a las voces de rechazó contra el ataque de las Farc y advirtió que este repudiable hecho lastimó la confianza que se había forjado en los últimos meses. “Lo que las Farc han incumplido es su propia palabra (…) el mayor daño es a su credibilidad”, sentenció De la Calle al rechazar las declaraciones de la guerrilla, en las que responsabilizan al Gobierno de la emboscada a tropas del Ejército.

"No hay justificación para los sucesos que conmueven a todos los colombianos. Por el contrario, es una frustrante paradoja que después de meses de trabajar en medidas para desescalar el conflicto y aliviar la situación de las comunidades que aún viven la guerra, suceda un hecho tan negativo, tan negativo. El camino construido de confianza y esperanza ha sido lastimado", agregó.

Y es que en sus declaraciones, de la Calle reiteró que el Gobierno no está dispuesto a permanecer indefinidamente en la mesa de negociaciones y enfatizó que con este tipo de acciones, las Farc no van a lograr presionar al gobierno para llegar a un cese bilateral al fuego antes de terminar las conversaciones. Las palabras del jefe negociador parecen augurar que el Gobierno no será flexible al momento de tomar decisiones en la reunión de alto nivel que se realizaría en las próximas horas.
 

 

 

últimas noticias