“Queríamos que firma de nuevo acuerdo de paz se realizara en un escenario distinto”: Timochenko

El máximo comandante de las Farc aseguró en entrevista con Agencia Prensa Rural que hasta último momento pelearán por la libertad de “Simón Trinidad”.

Representantes de las Farc en la mesa de negociación de paz durante la ceremonia de la firma del nuevo acuerdo.AFP

En una ceremonia realizada en el Teatro Colón, de Bogotá, que contó con la presencia de más de 700 personas se firmó este jueves el nuevo acuerdo de paz, renegociado entre el Gobierno y las Farc luego de que el pasado 2 de octubre los colombianos rechazaran el primer acuerdo alcanzado.

Durante la ceremonia fue evidente en algunos momentos la cara de descontento de algunos miembros de las Farc, que se atribuyó al discurso que entregó el presidente Juan Manuel Santos, el cual en su totalidad no fue de su agrado. Pero parece que la molestia tiene más razones. (Lea: Acuerdo de paz, en manos del Congreso)

El máximo comandante de las Farc, alias Timochenko, concedió una entrevista a la Agencia Prensa Rural en la que manifestó su inconformismo frente al lugar escogido por el Gobierno para la firma.

“Hubiera querido que este acto se hubiera hecho en un escenario distinto acompañado de quienes le metieron el hombro para que esto saliera adelante, en una llamada al presidente Santos le dije que lo hiciéramos en la Plaza de Bolívar al lado de los campamentos por la paz, pero ellos no quisieron, le tienen miedo al pueblo”, afirmó.

Se mostró esperanzado en que el acuerdo sea refrendado exitosamente en el Congreso y que puedan emprender la pedagogía sobre los puntos que se modificaron para que “no haya más distorsión”.

Durante el diálogo con Prensa Rural se refirió también a la liberación de Ricardo Palmera, más conocido como Simón Trinidad, de quien desde que inició el proceso de paz las Farc han pedido su liberación. (Lea: El factor “Simón Trinidad”)

“No han hecho el esfuerzo que hemos querido. Hemos peleado porque Simón Trinidad esté acá con nosotros (…) hay cosas que no se pueden contar (…) sé que se ha logrado que le mejoren el régimen carcelario pero hasta último momento lo seguiremos peleando”, agregó.

Para las Farc ha sido una prioridad la liberación del exjefe guerrillero Simón Trinidad, recluido en una cárcel de máxima seguridad de Estados Unidos desde el 31 de diciembre de 2004. Durante los seis años que duró el proceso de paz manifestaron que debía ser uno de los cinco plenipotenciarios en la mesa de diálogos, de hecho, lo nombraron a mediados de julio de este año como coordinador de la dejación de las armas.

Trinidad purga actualmente una condena de 60 años por su supuesta participación en el secuestro de los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, ocurrido en febrero de 2003. Los tres norteamericanos estuvieron secuestrados durante cinco años y finalmente fueron rescatados por el Ejército en la famosa operación Jaque, en julio de 2008, en una acción en la que también se liberó a la excandidata presidencial Íngrid Betancourt.