Las reglas de juego

Después de estar reunidos a puerta cerrada durante día y medio, delegados de ambas partes darán a conocer este jueves en Oslo la logística y metodología de la mesa de diálogos.

El vocero del Gobierno, Humberto de la Calle y el comisionado de paz, Sergio Jaramillo.  / Gabriel Aponte
El vocero del Gobierno, Humberto de la Calle y el comisionado de paz, Sergio Jaramillo. / Gabriel Aponte

Las 3:00 de la tarde en Oslo, las 8:00 de la mañana en Colombia. Es la hora programada para que el Gobierno y las Farc le anuncien al país y al mundo la instalación formal del proceso de negociación que busca ponerle fin al conflicto armado interno. Este miércoles, a puerta cerrada, los delegados de ambas partes se reunieron en el hotel Hurdalsjoen, un complejo campestre ubicado a hora y media de Oslo, para cuadrar los temas logísticos y la metodología que se utilizará en la mesa de diálogos, que arrancará a funcionar dentro de unas dos semanas en La Habana (Cuba).

El Espectador pudo establecer que inicialmente será la delegación del Gobierno, liderada por Humberto de la Calle, la que hará la presentación oficial del proceso de paz. Treinta minutos más tarde lo hará el vocero de las Farc, Iván Márquez. Lo claro es que no habrá shows e incluso puede darse que la comparecencia ante los medios de comunicación sea sólo para leer un comunicado. Cumplido este proceso, este mismo viernes los miembros de la comisión de la guerrilla regresarán a La Habana y los negociadores del Gobierno a Bogotá. Eso sí, el evento de hoy estará presidido por el canciller noruego, Espen Barth Eidem, y los delegados de los otros países facilitadores y acompañantes: Cuba, Venezuela y Chile.

La expectativa previa a la instalación formal de las negociaciones tiene que ver con la postura que hayan acordado las partes en cuanto a la presencia de Simón Trinidad como delegado de las Farc en la mesa. Preso actualmente en Estados Unidos, donde paga una condena de 60 años después de haber sido capturado en 2004 en Ecuador y posteriormente extraditado por el gobierno de Álvaro Uribe, Trinidad se ha convertido casi que en un punto de honor para la guerrilla, que lo considera fundamental para los diálogos. Hasta ahora, aunque el gobierno Santos ha dicho que cualquier decisión al respecto compete exclusivamente a Estados Unidos, se conoce de acercamientos para lograr, al menos en un principio, su participación virtual en las negociaciones.

De hecho, ayer mismo el gobierno de Barack Obama —a través de la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland— ratificó su apoyo al naciente proceso de paz. “Tienen todo nuestro apoyo en su esfuerzo por alcanzar la paz que se merecen”, dijo Nuland en rueda de prensa, no sin antes recalcar que Estados Unidos “no está involucrado” en el diálogo, aunque indicó que la Casa de Nariño mantiene informado regularmente a Washington del proceso.

De otro lado, la inclusión a última hora de la guerrillera holandesa Tanja Nijmeijer en la comitiva de las Farc que estará conversando en La Habana sería otro tema neurálgico tratado en Oslo entre las delegaciones. Los voceros del Gobierno les habrían expresado a los de la subversión su malestar por esta decisión. Lo claro es que hoy se conocerá en definitiva el día de inicio de la mesa de diálogos en Cuba, los horarios de las deliberaciones y posiblemente los mecanismos acordados para superar los posibles impasses que se presenten a lo largo del camino. Asimismo, la manera cómo se darán a conocer los avances del proceso y de incluir en la agenda las propuestas que surjan de la sociedad civil.

 

últimas noticias

Ruta de protección a líderes sociales