Rodrigo Granda reitera que Farc no tienen secuestrados

Esto tras la polémica declaración de la guerrillera Sandra Ramírez, quien señaló que sí hay.

“Nosotros podemos garantizarle al país que no tenemos prisioneros de guerra. Si lee bien la entrevista, ella (Sandra Ramírez) viene explicando una política anterior y dice que capturamos gente, pero es algo anterior. Desde febrero las Farc sacaron un comunicado diciendo que no iba a haber más retenidos con fines económicos”. Esta fue la respuesta que el negociador de la guerrilla Rodrigo Granda dio respecto a las declaraciones que ofreció el domingo la también guerrillera Sandra Ramírez, compañera sentimental de Manuel Marulanda.

Ramírez señaló al medio alternativo 'Juventud Rebelde' que las Farc aún mantienen prisioneros de guerra en su poder. En contraste, Granda manifestó desde La Habana, Cuba, a Blu Radio que eso no es verdad, que la guerrilla abandono una práctica que “hasta hoy se ha mantenido” y enfatizó que “de eso el país puede estar seguro”.

Granda añadió: “La excompañera del camarada Manuel Marulanda quizá pudo haber cometido una ligereza. Pero acá está hablando con uno de los negociadores y le puedo dar fe que eso es así”. Así mismo indicó que desconoce si los ciudadanos chinos que recuperaron su libertad en los últimos días estaban en poder de la guerrilla.

De hecho, el jefe guerrillero sostuvo que los cuatro ciudadanos extranjeros fueron entregados a una comisión de la Cruz Roja Internacional y que quienes los llevaron no portaban uniformes. Por eso, afirmó, las Farc no podían hacerse responsables del secuestro, que duró más de un año y medio.

No obstante, algunas ONG y las propias Fuerzas Militares aseguran que las Farc sí tienen secuestrados en su poder y que deben aclararle al país que pasó con muchos de ellos, de los que no se volvió a tener noticia alguna. Según analistas, el secuestro como botín político y método extorsivo será uno de los temas más complejos de la mesa de negociación.

El presidente Santos resaltó el domingo que el proceso de paz tiene como fecha límite el mes de noviembre de 2013 y manifestó que el gobierno no es rehén de estas aproximaciones.