Santos agradece apoyo a la paz

A instancias de la Cumbre de la Celac, el primer mandatario y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, encauzaron las relaciones binacionales, tras el incidente por la fallida visita del expresidente Andrés Pastrana al líder opositor Leopoldo López.

Los presidente Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro se saludan a su llegada a la Cumbre de la Celac en Costa Rica. / SIG

Con unas palabras de agradecimiento al gobierno de Venezuela, por su respaldo al proceso de paz con las Farc en La Habana (Cuba) —pronunciadas en su discurso ante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebra en Costa Rica—, el presidente Juan Manuel Santos calmó los vientos de crisis que algunos pronosticaban en las relaciones con el vecino país, tras el reclamo de la canciller María Ángela Holguín por el trato que se le dio al expresidente Andrés Pastrana en Caracas, en su intención de visitar al líder opositor venezolano, Leopoldo López, preso en la prisión militar de Ramo Verde.

Un reclamo que incluyó la expresión del deseo de la pronta liberación de López, lo cual fue considerado como un “retroceso peligroso” en las relaciones binacionales por la gobierno de Nicolás Maduro. “Hoy quiero agradecer, muy especialmente, a Cuba, a Venezuela y Chile, por su generosa colaboración con nuestro proceso”, dijo el primer mandatario, no sin antes asegurar que la paz de Colombia es crucial para disminuir la pobreza y, en general, para aumentar el bienestar de la región. Asimismo, Santos notificó a la Celac que los diálogos en Cuba van avanzando “con seriedad y prudencia, y con pasos concretos”.

En otro aparte de su intervención, que bien puede tomarse como otro mensaje a Venezuela, el jefe de Estado enfatizó: “Cada día que pasa nos convencemos más de que los conflictos y las diferencias a nivel interno e internacional pueden superarse, y deben hacerlo con el diálogo, la comprensión y el respeto”. De hecho, a su llegada a Belén, una pequeña ciudad cercana a San José de Costa Rica y sede de la Cumbre, Santos y Maduro tuvieron la oportunidad de estrechar sus manos en un saludo cordial, y el presidente venezolano también habló para ratificar ese apoyo a los diálogos de Cuba: “Este es un espacio para unirnos y abrazarnos (...) y en este espacio, Venezuela ratifica el respaldo a la paz de Colombia”, expresó.

Posturas de lado y lado que indican que las relaciones seguirán su cauce y que los vientos de tormenta que algunos auguraban eran un pronóstico equivocado. Ahora, el Gobierno colombiano enfila baterías para encarar, a partir del próximo lunes 2 de febrero, un nuevo ciclo de conversaciones con la guerrilla, en el que se comenzarán a abordar —como también lo dijo Santos en Costa Rica— los temas más complejos: justicia y fin del conflicto. Durante toda la semana, el cronograma de actividades ha incluido reuniones de los negociadores con las cúpulas del Ejército y de la Policía, presididas, respectivamente, por los generales retirados —y plenipotenciarios en la mesa de La Habana— Jorge Enrique Mora y Óscar Naranjo.

“Los encuentros con las cúpulas del Ejército y la Policía han tenido como objetivo socializar la estrategia de negociación que sostendrá la subcomisión para el fin del conflicto, bajo la dirección del general Javier Flórez, así como brindar a éste el respaldo que necesita por parte de la Fuerza Pública”, explicó una fuente cercana al proceso de paz. Es claro que todo lo que tiene que ver con desescalamiento del conflicto, la evaluación del cese unilateral del fuego decretado por las Farc en diciembre y el encuentro entre comandantes guerrilleros y oficiales activos de la Fuerza Pública no son un tema menor.

Con esto se puede decir que la mesa de diálogos tomará nuevas dinámicas y probablemente se le imprima un nuevo ritmo al proceso. Más cuando para los delegados de Gobierno y Farc es claro que las elecciones territoriales de octubre son definitivas para el futuro de la paz, no tanto porque sea la fecha fatal de un eventual acto de refrendación, sino porque marcarán la balanza política regional entre quienes acompañan el proceso de La Habana y quienes están en su contra.

 

últimas noticias

Opinión: Emancipación de la violencia

Escuche a las guardianas del Atrato