Santos propone al Eln iniciar fase pública de diálogos la próxima semana

El mandatario aseguró que si esa guerrilla libera a todos los secuestrados se podrá avanzar en la negociación, que desde marzo tiene pactada la agenda.

Un día después de firmar la paz con las Farc, el presidente Juan Manuel Santos propuso este martes al Eln liberar a todos los secuestrados para poder iniciar así la fase pública de la negociación de paz, que ya tiene pactada una agenda. La propuesta la hizo el mandatario desde Ciénaga (Magdalena), durante un evento que apoyó el acuerdo de paz y el "Sí" en el plebiscito el próximo domingo.   (Lea aquí: ¿Cómo se logró el acuerdo entre el Gobierno y el Eln?)

Santos agregó que si el Ejército de Liberación Nacional accede a su condición, la próxima semana podría darse inicio a ese 50% de negociación de paz que falta con esa guerrilla, ya que la otra mitad, la agenda, ya está pactada.  Sin embargo, tras dos años de contactos, las diferencias entre las partes no han permitido avanzar. Por una parte, el Gobierno le pide a la guerrilla suspender la práctica de secuestro y liberar los secuestrados en su poder, mientras que el Eln responde que ese tema es un punto en la negociación y que no puede ser una exigencia para iniciar las conversaciones.

A través de su cuenta de Twitter la delegación del Eln aseguró: "Estamos listos para la fase pública para dar continuidad a lo acordado el 30 de marzo y buscar salidas a las dificultades". No obstante, no se mencionó expresamente si se liberará a los secuestrados. 

En marzo se anunció que la agenda presentada para la negociación entre el Gobierno y el Eln tenía similitudes con la que se adelantó con las Farc. Según explicó el representante del Gobierno, Frank Pearl, el primero de los puntos acordados con esta organización guerrillera fue la participación de la sociedad en la construcción de paz que como novedad tiene la acogida de propuestas que viabilicen la paz en el contexto de este proceso. (Lea aquí: Por fin arrancó proceso de paz entre el Gobierno y Eln)

El siguiente punto acordado en la agenda fue la Democracia para la paz,  que incluye también la participación de la sociedad en el tratamiento de los conflictos, garantías para el legítimo derecho a la protesta. Del mismo modo que en los diálogos con las Farc, en la negociación con el Eln se plantean propuestas de ámbito regional para desarrollos económicos y productivos con la finalidad de superar la pobreza y la exclusión social. (Vea aquí la agenda acordada con el Eln)

En materia de víctimas, se retoma el esquema de justicia transicional, con los pilares de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, agregando nuevos como factores como el reconocimiento de las víctimas y su situación y el no olvido de los hechos. La fase pública de conversaciones comenzaría en Ecuador, y las sesiones de trabajo de esta Mesa también podrían tener lugar en Brasil, Venezuela, Chile y Cuba.

Hace dos días, Pablo Beltrán, del Comando Central del Eln, anunció que la guerrilla decretará un cese de acciones ofensivas en el transcurso de la votación del plebiscito, mecanismo por el cual se refrendará el acuerdo de paz alcanzado con las Farc. Este martes, luego de la propuesta de Santos, la guerrilla  especificó que no realizará acciones militares entre el 30 de septiembre y el 5 de octubre. 

Los diálogos con el Eln son apoyados por la mayoría de los colombianos. Según la última encuesta de Invamer, el 69,6% de los encuestados dice estar de acuerdo con que el Gobierno insista en iniciar negociaciones con esa guerrilla. La cifra aumentó 8% en comparación con la registrada en agosto, justo después de que el 24 los plenipotenciarios firmaran el acuerdo de paz con las Farc y el país entrara en la recta final del plebiscito, y cuando los ataques del Eln se han intensificado, a través de hechos violentos como homicidios y paros armados.