Santos se ufanó de la muerte de 26 guerrilleros: Farc

La guerrilla sostuvo que la reciente ofensiva contra la subversión frenó las medidas de desescalamiento del conflicto "tejidas con paciencia por las partes durante el último año".

Ricardo Téllez, alias 'Rodrigo Granda', miembro de la delegación de las Farc.

Las Farc criticaron este martes al presidente Juan Manuel Santos, alegando que éste "se ufanó" de la muerte de decenas de guerrilleros en ataques militares, lo que elevó la tensión en las negociaciones de paz en Cuba.

"De forma sumamente desafortunada, el presidente Santos se ufanó el pasado viernes de un irresponsable, cobarde y desproporcionado bombardeo aéreo que masacró a 26 rebeldes, hijos e hijas de Colombia", dijo la guerrilla en un comunicado leído a la prensa por Ricardo Téllez, uno de sus delegados en las negociaciones con el gobierno colombiano en La Habana.

"Este hecho que sumado a la ofensiva militar sostenida contra los frentes guerrilleros (...) frenó las medidas de desescalamiento del conflicto tejidas con paciencia por las partes durante el último año" de negociaciones de paz, añadió.

Unos 40 guerrilleros de las Farc han muerto en tres incursiones militares desde el jueves en Cauca, Antioquia y Chocó, semanas después de que 11 militares perecieran en una emboscada guerrillera en Cauca.

Estos ataques, lanzados luego de que Santos ordenara reanudar los bombardeos a posiciones de las Farc tras la emboscada a los militares el 15 de abril, llevaron a la guerrilla a suspender el jueves una tregua unilateral por tiempo indefinido en vigor desde diciembre.

Al justificar el bombardeo a las Farc en Cauca, Santos dijo el viernes que "ésta es una acción legítima del Estado, en defensa y en protección de la ciudadanía. Estas son las reglas del juego que hemos establecido".

Desde su inicio en noviembre de 2012, las negociaciones de paz se desarrollaron en medio de hostilidades en Colombia, pero la tregua de las Farc y la suspensión de los bombardeos del gobierno -que rigió cinco semanas- habían reducido los combates y las bajas en el conflicto.

Los nuevos ataques han elevado nuevamente las bajas, han paralizado un histórico programa de desminado acordado por ambas partes en marzo y creado nuevas tensiones en las negociaciones de paz, pero ninguna de las partes ha amenazado con abandonar el diálogo. 

Temas relacionados