Santos viaja a Oslo para recibir el Nobel de Paz en nombre de las víctimas

“Es gracias al apoyo que he recibido en este camino tan difícil, de los colombianos, de las víctimas, que hemos logrado llegar a esa paz”, expresó el Presidente de Colombia antes de viajar a Noruega.

“Salgo para Oslo, donde van a entregar el premio más importante que se entrega a nivel mundial. Y lo voy a recibir a nombre de ustedes, de los colombianos, de las víctimas”, afirmó este jueves el Presidente Juan Manuel Santos antes de viajar a Noruega. (Leer Detalles del día en que Santos recibirá el Nobel de Paz).

“Cuando yo llegué al Gobierno –y ustedes recordarán y lo siguen viendo en los diferentes pronunciamientos y propagandas–, yo me puse un sueño, un objetivo: Yo quiero dejarles a mis hijos y a los hijos de todos los colombianos de las próximas generaciones un país en paz, un país más equitativo y un país mejor educado”, recordó el Mandatario. (Galería Estas son las siete víctimas del conflicto que asistirán a la entrega del Nobel de Paz).

Y todo lo que hemos venido haciendo el Gobierno es para cumplir ese sueño, para que ese sueño se convierta en realidad. Seis años llevamos negociando para alcanzar esa paz con las Farc”, señaló. (Leer Santos, el primer colombiano y el sexto latinoamericano en ganar el Nobel de la Paz).

Subrayó que “los colombianos y las víctimas han sido los que han sufrido esta guerra, eso es evidente y es gracias al apoyo que he recibido en este camino tan difícil de los colombianos, de las víctimas, que hemos logrado llegar a esa paz”, expresó. (Leer Íngrid Betancourt y Clara Rojas acompañarán a Santos a recibir el Nobel de Paz).

Juan Manuel Santos recibirá el galardón el sábado en una ceremonia en el ayuntamiento de Oslo a la 1 de la tarde (7:00 am hora colombiana) . Luego se entrevistará con el exsecretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, premio Nobel de la Paz 1973 y con el exconsejero del presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, galardonado en 2002.

El anuncio del prestigioso premio tuvo lugar el 8 de octubre, a pesar del inesperado rechazo, cinco días antes en un plebiscito, al acuerdo inicial suscrito con gran pompa el 26 de septiembre en Cartagena entre el gobierno y las Farc.

Dentro y fuera de Colombia, el premio fue visto sin embargo como un espaldarazo a que prosiguiera el proceso de paz, pese al revés en las urnas.

"Esperamos que esto aliente todas las buenas iniciativas (...) en el proceso de paz y aporte finalmente la paz a Colombia después de décadas de guerra", explicó entonces la presidenta del Comité Nobel noruego, Kaci Kullmann Five.

A partir de entonces, la guerrilla y el gobierno decidieron mantener un alto el fuego bilateral y hacer ajustes y cambios al rechazado acuerdo, a partir de cientos de propuestas de los sectores que votaron en contra.

A finales de noviembre, las Farc y el gobierno colombiano sellaron un nuevo y "mejor acuerdo" que el anterior, según expresión del propio Santos.