Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 14 horas

"Esto significa el fin de las Farc como grupo armado": Santos

El presidente Juan Manuel Santos, en el discurso reconoció que subsisten fenómenos criminales relacionados al narcotráfico pero que es necesario reconocer que se terminó la guerra con la guerrilla más antigua del mundo

/ AFP

Era una de las voces más esperadas en la firma del fin del conflicto. Rompiendo el protocolo, sin citar o agradecer a los invitados, el presidente Juan Manuel Santos destacó los beneficios que traerá la paz para el país, agradeció los buenos oficios que se prestaron por parte de la comunidad internacional, en especial por los gobiernos de Cuba y Venezuela, pero aseguró que es el momento y la paz se firmará en Colombia.

Santos destacó que se trata de una guerra de más de 50 años y que hay generaciones completas acostumbradas a la guerra y que no han conocido un solo día de paz. Planteó cinco puntos en los que recogió las implicaciones del histórico acuerdo de La Habana.

En primer, lugar señaló que se trata nada más y nada menos que “el fin del conflicto con las Farc, lo que significa que no habrá más colombianos víctimas de esta guerra entre hijos de una misma nación. Los colombianos en todo el territorio podremos vivir sin miedo a ser víctimas de la confrontación con esta guerrilla”.

No obstante, pese a este anuncio reconoció que “subsisten otros fenómenos de violencia y delincuencia, como el Eln y las bandas criminales asociadas al narcotráfico. Pero algo que todos debemos comprender es que este acuerdo logrado con las Farc significa terminar la guerra con la organización guerrillera más grande y más antigua, y tiene una importancia inmensa para el presente y futuro de Colombia”.

El segundo punto destacado por Santos fue que habrá justicia para las víctimas. Aseguró que “el sistema de justicia transicional para satisfacer a las víctimas garantiza sus derechos no solo a la justicia, sino también a la verdad, a la reparación y a la no repetición. Los máximos responsables de crímenes atroces serán juzgados y sancionados”.

Además, afirmó que “los campos de Colombia tendrán un futuro con más oportunidades, donde el desarrollo, los servicios del Estado y la tranquilidad sean la regla y no la excepción. Cientos de miles de familias que fueron expulsadas por la violencia regresarán sin temor, para hacer producir nuestro campo y sembrar el desarrollo en las regiones”.

Frente a los acuerdos de participación política dijo que este acuerdo nos llevará a “una democracia fortalecida, donde todos quepamos; donde todos podamos opinar, disentir, construir. Donde las ideas se defiendan con la razón y jamás con las armas”.

En quinto lugar señaló que “una paz estable y duradera, que nos dé la tranquilidad a todos de que los días oscuros de la guerra con las Farc no volverán jamás, nunca más. Ese es el futuro que está a nuestro alcance: el de un país donde podamos crecer, progresar y envejecer en paz todos los colombianos”.

Santos reconoció las claras diferencias con las Farc y planteó que es el momento de dejar de lado el conflicto y discutir con ideas. “No estamos de acuerdo, y seguramente jamás lo estaremos, con su visión política y económica para el país, pero lo que se reconoce hoy es la posibilidad de disentir y de tener posiciones opuestas sin necesidad de enfrentarse por medios violentos”.

Finalizó dejando claro que una cosa es este acuerdo, que no significa la paz, es el inicio de la construcción de ella.